Una generación perdida – Trainspotting

Ah, la rebeldía juvenil… ¿Quién no ha robado alguna cosa en algún local de su ciudad y se ha sentido todo un malote? ¿O se ha emborrachado y ha sentido el poder del alcohol por su cuerpo y a plena carcajada ha hecho el gamba? ¿O quién no ha probado alguna vez alguna droga de la que siempre te han dicho que te alejes? Todos hemos sido jóvenes y hay un grave problema cuando estos actos aun te siguen pareciendo geniales.

Seguir con este modelo de vida rebelde conlleva muchas veces (por no decir siempre) a no madurar. Te quedas estancado en esa dinámica de drogas, alcohol y correr delante de la policía y cuando eres joven pues aún puedes hacerlo, el problema es que el tiempo pesa sobre todos y ver a alguien cuya generación tienen hijos, casas, hipotecas, televisores y una vida “cómoda” vende todo esto por un pico de heroína es un caso grave.

El primer dialogo de Trainspotting es tan sobrecogedor como directo y ha pasado a la historia del cine. A través de Mark nos meteremos de lleno en la vida de unos jóvenes delincuentes adictos a la heroína y como su vida transcurre. A veces bien, a veces mal.

Pero no me entretengo más. Hoy, en Criticas Pintescas, Trainspotting. ¡Comenzamos!

Yo elegí no elegir la vida: yo elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?”

¿Para que escoger un modelo de vida al estilo capitalista si puedes disfrutar de la heroína hasta que te llegue la hora? Enganchado al caballo, no te preocupas por otras cosas propias de la adultez. La película muestra a los cuatro protagonistas, siendo el principal Mark Renton (interpretado por Ewan McGregor). Con el discurso inicial vemos también a su amigo Spud (interpretado por Ewen Bremmer) corriendo delante de la policía con unas ojeras que les llegan al suelo.

Estos dos más Sick Boy (interpretado por Jonny Lee Miller) son unos completos adictos a la heroína. A pesar de estar metido de lleno en la droga, Renton intenta dejarlo. Pero como todo buen adicto, necesita un ultimo pico; veremos unas escenas la mar de desagradables en el peor baño de Escocia pero también algo divertidas. Y es que la heroína estriñe pero cuando te dice el cuerpo de actuar, no se anda con chiquitas.

giphy (1).gif
Si has perdido la droga, eres capaz de meterte de lleno en el peor baño de toda Escocia

Son jóvenes y no tienen nada que hacer, pues no trabajan y las drogas les ocupan demasiado tiempo (hablaremos más tarde de este tema). Van a una discoteca y todos han conseguido alguna chica, incluso Francis (interpretado por Robert Carlyle), un amigo bastante tarado que le encanta buscar bronca. Al final encuentra una muchacha bastante atractiva y acaban en la cama, el problema es que al despertarse descubre que es una menor de edad. Ella le chantajea con avisar a la policía si no se queda con ella y Renton no tiene otro remedio.

Dando un paseo por los bellos prados de Escocia, deciden volver al caballo cuanto antes. Suelen chutarse en una casa abandonada donde el camello vende la heroína e incluso ofrece inyectarla como un camarero servicial, ademas de que habitan algunas personas ahí, como una joven con su hijo. Para conseguir dinero roban recetas y todo lo que puedan para conseguir un poco de caballo al día. La situación toma un rumbo distinto cuando a causa de estar todo el día ciegos descuidan al bebé y acaba muriendo.

Encierran a Spud por el robo con el que comienza la película y dejan libre a Renton pero entra en el programa de reinserción a la sociedad suministrándole metadona. Aún con esas, Renton decide meterse estando en tratamiento y entra en sobredosis. El camino que se toma desde la casa abandonada hasta el hospital es una maravilla por parte de la dirección que tengo que mencionar desde este momento, ya que es tan claustrofóbico como bello. Los padres, cansados de que su hijo entra y salga del caballo y llegara el punto de rozar la muerte, deciden encerrarlo en su cuarto y que pase el mono. Lo que vemos durante el mono es espeluznante y de nuevo, mis felicitaciones al director.

A pesar de que no se nombra la palabra clave, una vez que Renton se encuentra mejor lo llevan al hospital para que se haga las pruebas de SIDA. Por suerte no ha contraído el retrovirus pero Renton ahora tiene que enfrentarse a la vida: ¿Qué hacer? Lo único que tenia en la vida era la heroína pero ahora que se ha desenganchado del todo, qué puede hacer. Se aburre, no tiene amigos y no tiene futuro porque no sabe a donde se dirige.

source.gif
¿Ahora que no hay heroína, cómo funciona la vida? Renton no sabe que hacer sin la droga y el mundo se le hace aburrido.

Acaba por trasladarse a Londres y comenzar una nueva vida trabajando como vendedor de pisos. Ni se droga ni nada, vive en un pequeño apartamento y se habla cuando puede con la chica menor. A pesar de encontrarse solo, sabe que es mejor vida que aquello que tenía en Edimburgo. Echa de menos a sus amigos, y es que la soledad es muy mala, pero los problemas llegarán. Franky y Sick Boy se trasladan con él a su apartamento ya que tienen problemas en la ciudad y se han refugiado con su buen “amigo”.

Tienen que volver a Edimburgo ya que un amigo ha muerto y se reúnen todos. Junto a Spud, Sick Boy y Franky se mete en un lio relacionado con las drogas. Pasar de Edimburgo a Londres un fardo de heroína, un plan simple y sin fisuras pero como la policía les pille entrarían a la cárcel para un largo tiempo. La jugada les acaba saliendo bien y cada uno gana 4.000 libras. El problema de tener tanto dinero y una amistad basada en la cercania por las drogas es que en cualquier momento te pueden traicionar. La situación se pone muy muy tensa, llegando a pensar que cualquiera pudiera robarles. Al final lo acaba haciendo Renton, llevandose todo el dinero y traicionando a sus “amigos”. Ellos ya no son nadie, lo único que quiere es dejar esa pesadilla y querer una vida normal.

Lo malo de desengancharme del caballo es que sabía que tendría que volver a juntarme con mis amigos otra vez en un estado de consciencia plena.”

Como he dicho anteriormente, tenemos que darle un aplauso al director de Trainspotting, Danny Boyle. A nivel general los planos no son tampoco gran cosa pero en el momento que entramos en modo heroína la cosa cambia, cambiando a planos directos a cámara, planos desde la vista de los personajes o entramos de lleno en el mundo de la fantasía. La fotografía también juega un papel importante ya que los planos de la ciudad son bastante grises y el cielo suele estar encapotado (clima típico de la zona) pero al saber lo gris que es su vida por culpa de las drogas combina de maravilla.

La música también nos lleva de la mano a través de la vida de Mark Renton. Qué decir que no se haya dicho ya sobre “Lust for life” de Iggy Pop, además que se le hace mención en un momento de la obra. Un detalle que me gusto mucho fue cuando Renton se vuelve a chutar que la música se vuelve densa y pesada, así compartiendo ese sentimiento con el protagonista.Por lo general la música es aceptable. Una de las mejores escenas de la película es cuando Mark tiene que pasar el mono. El seguido de imágenes que le atormentan ha perdurado con el tiempo junto al inicio, ya que es una parte cruda y sincera: Spud con las cadenas en los pies mientras el se queda en su casa, sudando y dolorido a causa del mono y como olvidar el bebe gateando por la pared y saltándole a la cara.

tenor.gif
Sin música, esta escena es todavía más siniestra…

Apenas lo he comentado porque es una trama algo secundaria pero es necesario hablar de Tommy. Es un recurso muy bien utilizado, ya que vemos todos los pasos, de forma acelerada, del proceso de un adicto. Tommy es un joven muchacho, con novia y deportista que no se droga. Le deja la novia y prueba la heroína y acaba siendo un adicto y como es típico en la época, coge el SIDA. Encerrado en su casa, no para de drogarse y dejado por todos, acaba muriendo. Con su muerte se reúnen los demás, así que ese recurso es muy bien utilizado por los guionistas Irvine Welsh y John Hodge.

Pero toda película tiene aspectos negativos o detalles que hay que entrar en profundidad. La trama que tiene Renton con la chica menor es algo superficial, ya que se queda a medio camino y no se vuelve a saber de ella. Hubiera sido bonito que siguieran en contacto, o que los monólogos que Renton nos comenta a nosotros fueran cartas que le manda a ella, pero fue un recurso que parecía que terminaría en buen puerto pero se queda perdido en alta mar.

Y sí, tengo que hablar de una escena corta, graciosa pero con mucho más peso de lo que parece. En el primer acto Renton convence a Spud de que la entrevista de trabajo sea un fracaso para seguir cobrando la subvención, ya que si no tendría que ir a trabajar. Ver a Spud en la entrevista puesto hasta las cejas de speed no lo vamos a negar, es muy gracioso, pero hay algo detrás de lo que hay que hablar, aunque sea de forma superficial. A pesar de que en Inglaterra hayan pasado gobiernos liberales, el gasto público no ha descendido en años y parte de este gasto era dirigido a subvenciones. Hay familias en Reino Unido que no han trabajado jamás y han sobrevivido con las pagas que el estado les proporciona. Milton Friedman ya habló de la Seguridad Social Inglesa y el desastre que supone, ya que si te dan una paga que equivale al 70% (más o menos) de su sueldo, ¿quién va a ir a trabajar? Te apañas con lo que tienes y tiras adelante. Estos jóvenes escoceses sobrevivían gracias a estas pagas y si no les alcanzaban, robaban lo que podían. Veo interesante hablar de ello ya que es una cuestión importante saber de donde sacaban tanto dinero para drogarse.

Merece la pena, ¿sí o no?

¿Cómo negarme a volver a ver Trainspotting? Esta película es muy directa y no se corta en hablar de ciertos temas, así que no encontraremos demasiada censura por parte del director. La trama es interesante y se desarrolla de forma entretenida, sin resultar pesada y toma direcciones que atraen la atención del público. Sin duda recomiendo a todo el mundo verla para conocer como era la vida de un joven drogadicto que quiere dejar ese mundo y tomar las riendas de su vida.

Recordad que si os ha gustado podéis darle like, subscribimos y dejar algún comentario. Si tenéis Twitter o Facebook os recomiendo seguirme ya que allí hablo de otros temas ademas de cine y literatura y os da el aviso cuando cuelgo un articulo nuevo. También tengo cuenta en Instagram que os recomiendo seguir si queréis ver los libros que estoy leyendo en el momento o mis sesiones como modelo artístico. Y si queréis ayudarme de forma financiera, cosa que agradezco en gran medida, podéis colaborar en mi Patreon o comprando alguno de mis libros. ¡Nos volveremos a leer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s