Amenábar y el cine snuff – Tesis

Bienvenidos a Críticas Pintescas. Hace tiempo que tenía pendiente el articulo sobre esta película, así que ya tocaba ponerse a ella. Amenábar también le tenía ganas, pues en el año 1996 se estrenó su primer largometraje. Fue un bombazo y rompieron las lista de premios Goya, que tuvieron que llevárselos en un carro prácticamente. Mejor guión original, mejor película, mejor montaje y sonido… Vamos, excepto por Ana Torrent, la chica protagonista, todo el mundo recibió su premio.

La trama toca un tema bastante polémico: las cintas snuff. ¿Qué es una snuff? Estamos acostumbrados a ver películas de acción con mucha violencia porque comprendemos que todo lo que vemos es falso, pero esto es algo distinto. Lo que vemos en las pantallas es genuino y real: toda la violencia mostrada es provocada a una pobre victima para el disfrute de muchos enajenados. Más adelante hablaremos de esto pero no quiero entretenerme más.

Hoy, en Críticas Pintescas, Tesis de Alejandro Amenábar. ¡Comenzamos!

Gran calidad para ser la opera prima

Ángela es una joven muchacha (interpretada por Ana Torrent) que estudia Imágen. Está interesada en las películas violentas para su tesis (de ahí el nombre de la película) y contacta con Chema (interpretado pro Fele Martínez), un freak sobre la pornografía y las películas gore. A mi parecer congenian muy rápido, ya que necesitamos que se lleven bien cuanto antes mejor, pero queda natural ya que parece que los actores tenían un buen feeling entre ellos.

Nuestra joven protagonista va a la filmoteca y se encuentra al profesor que llevaba su tesis muerto en la sala de proyecciones y decide llevarse la cinta que estaba viendo. Le da algo de congoja saber que contiene la cinta así que pone el contraste al mínimo, pero los gritos de auxilio y los golpes le ponen los pelos de punta.

La lleva a casa de Chema, que a lo largo del film lo usaran como un piso franco y ven que es una película snuff con una ex-compañera de la facultad. Chema, que tiene el estómago de acero, se pone a estudiar la cinta y descubre que prácticamente la cinta entera esta cortada y modificada con una cámara con zoom digital, cámaras que el colegio compró hace dos años, así que sospechan que fue alguien de la facultad.

3957
El trio protagonista de izquierda a derecha: Chema (Fele Martínez), Ángela (Ana Torrent) y Bosco (Eduardo Noriega)

Ángela se asusta bastante por el asunto y decide abandonar el caso, pero conoce a un joven que usa una de esas cámaras. ¿Cómo es posible que jamás lo haya visto, si se dedican a estudiar lo mismo? Lo lógico sería que se tuvieran de vista como mínimo. Bosco (interpretado por Eduardo Noriega) conocía a la joven del vídeo así que para sacarle información le hacen una entrevista poniendo como excusa la tesis de Ángela.

Este se confunde un poco y se lanza a besarla pero ella lo rechaza con bastante desgana y la verdad, si así se conquistaba a una chica en los 90’… ¡Madre mía! La primera parte de la película sirve para ponernos en situación tanto de los personajes como para aumentar la tensión. ¿Relleno? Es muy probable que Amenábar inflara un poco la película para que no resultara tan directa, pero admito que no es el peor que he visto y sirve para coger cariño a los personajes propuestos.

Para comenzar la segunda parte vemos que el nuevo profesor sustituto, que ademas se encarga de la tesis de Ángela interroga a la muchacha para obtener información, quedando como un enorme sospechoso. Chema descubre que este profesor está implicado, pues en las cintas de seguridad de la filmoteca ve que salía de un escondrijo, así que el joven se mete ahí y encuentra un montón de cintas snuff.

4cd20b29a67c8d7079bd001f34059c0d.gif
Si no fuera por Chema, la pelicula sería algo lenta y aburrida, así que este personaje se transforma en uno de mis favoritos.

Mientras, Ángela habla con la novia de Bosco y comenta que antes eran grandes amigos, que discutieron y ahora se llevan mal. Es cierto que durante toda la película Chema habla bastante mal de este joven y no se fía para nada así que queda como sospechoso de ser quien grabara las películas. Se meten en la calderas y encuentras el centro de montaje de las películas pero quedándose sin luz, Ángela es capturada por el profesor. La ata a la silla y está a punto de matarla de un tiro pero Chema la salva, llegándolo a matar. ¿Qué había pasado con Chema este rato? No se sabe, así que es salvada por la campana o como me gusta decir, por exigencias del guión.

Ambos quieren ir a la policía con la cinta pero Chema se resiste, ya que muestra como lo mata y podrían acusarlo de asesinato. Ángela descubre una cámara de las que se usaban en el colegio y sospecha que Chema es realmente el asesino, así que va a casa de Bosco para confesárselo todo y acusarlo. Siente algo por él y eso es algo que se nota en la película y aunque este se le lanzara en un principio, ella lo ama.

tumblr_n52w58bGvy1subefwo1_500.gif
La atracción que siente Ángela por Bosco es grande y esa frase que podemos leer la encontraremos al final de la obra. Pequeños detalles que te dejan un buen sabor de boca.

Chema va a su casa (¿Cómo sabe donde vive? Tal vez fue porque eran amigos, pero eso no se explica en la película) y lo ataca, dejando KO al visitante. Ángela pasa al garaje y descubre que fue ahí donde ocurrió todo, así que Bosco es realmente el malvado. La captura y tras unos golpes ella se suelta cortando las cuerdas; él intenta calmarla pero lo desarma y le pega un tiro en la cara. La película termina con Chema en el hospital y ella pidiéndole una cita, ya que este le gusta bastante Ángela y mostrando en televisor los terribles hechos que ellos han desvelado.

Tesis y el snuff, un tema más que interesante.

Como hemos visto es una trama con cierto misterio y a pesar de algunos errores algo graves ya que se tratan de puntos claves la película es bastante bueno. Cabe destacar algunos planos, sobretodo con Bosco donde la inclinación dejan claro la superioridad de este personaje sobre Ángela. Se nota también que es una película de los años 90’ pues tenemos muchos planos cercanos a la cara y la música siempre deja tensión en el ambiente de forma muy lograda aunque no sea memorable.

La opera prima de Amenábar no tiene nada que envidiar a otro directores pues su propuesta es muy interesante. Las películas violentas son la orden del día desde hace décadas pero no estamos acostumbrados a la violencia real. Podemos ver en pantalla como alguien es destripado como un animal, pero si vemos una matanza típica en un pueblo nos podemos llegar a desmayar.

amenabar
Un joven Alejandro Amenábar recogiendo el Goya. Especial mención a que abandonó la carrera de Imagen y Sonido porque se aburría y ahora es uno de los mejores directores de España.

Hay muchos que esta temática es su predilección así que siempre necesitan más, llegando a consumir este tipo de películas. De forma muy ilegal, secuestras a alguien y lo torturas si hace falta durante días para que otros disfruten de ese dolor, así que una temática tan gore y violenta llama tanto a los interesados como quienes lo rechazan; de este modo Amenábar hizo que todo el mundo prestara atención a su obra y la publicidad estaba prácticamente hecha.

Las obras que hablan del snuff siempre me han llamado la atención. Recuerdo que hace muchos años jugué a Manhunt, un videojuego disponible para PS2 que trataba de rodar una película snuff donde tú eras el protagonista. Eso significaba que podías matar a gente para poder avanzar pero también podías recrearte a la hora de matar. Era el placer de provocar daño y muchos sienten fascinación por ello, ya sea a nivel sexual o no.

Diría, como reflexión sobre este tema, que la violencia cometida en los rodajes o contemplar el asesinato nos choca porque resta libertad a la victima. ¿Sería violencia si la persona afectada ha accedido a ello? Podría ser alguien con una fantasía extraña pero si cede su voluntad a alguien que quiera hacerle daño no deberíamos interponernos. El problema es que para el disfrute de unos pocos algunos sufren, ya que si gozaran de estos actos muchos no consumirían este cine tan nauseabundo.

Merece la pena, ¿sí o no?

A pesar de que al final del primer tramo la película se puede hacer cuesta arriba y que tienes algunos fallos que son para darles un tirón de orejas al director y guionista, Tesis es una obra que su calidad no desciende a pesar del tiempo. Especial mención a Eduardo Noriega, que encaja de lujo en el papel de psicópata y de Fele Martínez, que si no fuera por él la película sería bastante aburrida.

La trama no deja de ser interesante para aquellos interesados, la banda sonora es bastante decente repito que para ser un primer largometraje, supera en calidad a muchas obras actuales. Así que mi recomendación es gratamente positiva y os animo a que la disfrutéis.

Se despide vuestro analista y crítico señor Pinto. Recordad que si os ha gustado podéis darle like, subscribimos y dejar algún comentario. Si tenéis Twitter os recomiendo seguirme ya que allí hablo de otros temas ademas de cine y literatura y os da el aviso cuando cuelgo un articulo nuevo. También tengo cuenta en Instagram que os recomiendo seguir si queréis ver los libros que estoy leyendo en el momento o mis sesiones como modelo artístico. Y si queréis ayudarme de forma financiera, cosa que agradezco en gran medida, podéis colaborar en mi Patreon o comprando alguno de mis libros. ¡Nos volveremos a leer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s