Una película sin pretensiones – Session 9

Bienvenidos a Críticas Pintescas. Por lo general sabéis que me gusta traer cine clásico de ciencia ficción o terror, sobretodo los asiduos a este blog. Pero a petición de un fan de Twitter, que agradezco su charla y participación, me ofreció a ver una película fuera de lo normal para mi.

Su director no es un completo desconocido, ya que ha participado en Boardwalk Empire, una serie con bastante fama, The Sinner que no decepcionó y la serie de Titanes, estas dos ultimas de Netflix y con cierta fama en su sector. Brad Anderson ha demostrado que puede traer trabajos de calidad o simplemente obras que son entretenidas y te iras con un buen sabor de boca. Tal vez no será estudiado en un futuro pero si traes un producto decente entre toda la morralla que habita hoy en nuestras pantallas, eres digno de ser mostrado en este canal.

Hoy, en Críticas Pintescas, Session 9. ¡Comenzamos!

Comienzo sencillo pero la espuma de la tensión aumenta poco a poco.

Un par de hombres hablan en una camioneta de camino a un centro psiquiátrico. Gordon y Phil (interpretado por David Caruso) se dedican a retirar materiales peligrosos de edificios para su remodelación; Gordon es el jefe de la empresa pero vemos que no está muy bien ya que tiene unos problemas con su mujer, además que de forma reciente ha sido padre.

El trabajo se podría realizar en dos semanas pero como Gordon tiene problemas de dinero decide hacerlo en una semana a cambio de 10.000 dolares más. Eso mosquea un poco a los empleados, incluido a Hank, un hombre un tanto paleto y Jeff, sobrino de Gordon. Aún así, acepta el trato y lo tendrán listo en una semana.

asdf.jpg
Los momentos de descanso muestran como es cada personaje y encajan muy bien dentro de su profesión. Esos momentos de descanso que parecen eternos…

El hospital psiquiátrico está abandonado y es tal como te lo imaginas: cristales rotos, sin puertas, lleno de graffittis y la visita de varios okupas por allí. Uno de los empleados más inteligentes llamado Mike encuentra unas cintas de un antiguo caso con nueve sesiones (de ahí el nombre de la película) y se pone a escuchar.

Las cintas pertenecen al caso de Mary Hobbes, una paciente con múltiples personalidades; dos de ellas son infantiles pero una tercera oculta, llamado Simon. El grupo de adultos se dedica a asustar al joven con historias de terror, ya que al cerrar el hospital dicen que dejaron a los locos sueltos pero que no llevan a ningún lugar.

Hank encuentra tras una pared unas monedas y varios objetos de valor. Es bastante traicionero, así que decide guardarlo y por la noche volver para analizar el botín. Tenemos el primer susto de la película, que no tendrá muchos, pero si un aumento de la tensión por los personajes. Hank intenta perseguir aquello que ha visto, ya que su suculento botín no lo toca nadie. Tras girar una esquina, la cámara se acerca y no sabemos nada más de él.

Gordon realmente esta fatal. Gracias a la interpretación del actor Peter Mullan nos determina que está cansando y agotado, muy deprimido tras separarse de su mujer porque le pegó. Llegó a casa para celebrar el trabajo nuevo en el psiquiátrico pero se le fue la mano y se siente realmente arrepentido. Ni él mismo sabe por qué lo hizo, pero así fue, llegando a tener pesadillas con eso.

session-9-blu-ray-review-scream-factory-530x281
Gran escena reveladora que gracias al director se refleja de forma impresionante.

Hank se encuentra desaparecido y Gordon sospecha de Phil, ya que su ex-pareja se fue con él, pero no queda en nada, ya que no sería tan loco como para hacerle daño. La tensión sube por momentos y acaban encontrando a Hank en los sótanos. Jeff es atacado por alguien desconocido igual que Mike, cuyo asesino no podemos identificar.

Gordon camina por el centro y encuentra una sala llena de fotografías suyas, de sus amigos, de su mujer y su bebé. Por la espalda aparece Phil y se nos revela quien ha sido el causante de todo esto. Pero, ¿y que tiene que ver las cintas con todo esto? Phil es un hombre y las cintas, además de ser de los años 70 son de una mujer. Al final de la película vemos que en realidad el causante de todo mal ha sido Gordon, llegando a matar a todos sus compañeros e incluso a su mujer e hijo. La voz de Simon fue quien le obligó; al final de todo escuchamos la ultima parte de la cinta con Simon afirmando que vive entre los débiles y los enfermos.

Buenas interpretaciones, doble giro final y un guión decente hace que se gane mis elogios.

Estamos acostumbrados que en el cine o en la televisión la opinión de una película sea dicotómica: o te encanta o es una autentica basura. Session 9 es entretenida que tiene sus momentos interesantes y una subtrama que te indaga a seguir viéndola.

El inicio puede confundirnos un poco pues hasta que no pasan unos diez minutos no estamos situados en la escena ni en la historia, pero poco a poco nos vamos encontrando un misterio interesante. Los personajes no son nada del otro mundo pero son bastante reales; yo mismo he tenido oficios parecidos y las personas que trabajan de esto tampoco son muy carismáticos pero suelen el reflejo que se nos presenta en Session 9.

giphy
Frase que refleja la personalidad de Gordon, alguien débil que ha sido fácil de dominar.

Tanto Peter Mullan como David Caruso hacen unos buenos papeles, sobretodo el primero, ya que su cara refleja pesadez y depresión al tener unos problemas que no es capaz de solucionar, hasta que no vemos el final de la película.

Brad Anderson, como hemos visto, es un buen director, no el mejor en su campo pero es recomendable. El doble giro final puede resultar algo confuso, ya que la paciente es de época pasada y no hay ninguna mujer en el grupo, pero se trata de un genius loci malvado. Esto es una entidad que vigila o protege un lugar que resulta ser la personalidad Simon, que al tener contacto con Gordon se instala en él para dominarlo. En la versión extendida de la obra se contempla mejor este acto, pero decidieron eliminarlo del montaje final.

Merece la pena, ¿sí o no?

Con todas las de la ley os digo que sí. Me agradó ver en pantalla una película que no pretende ser pretenciosa ni llegar a lo más lejos de su temática; es solo una buena obra para pasar el rato y entretenerse, dejando de lado la gran fama que podría obtener haciendo una publicidad masiva, engañando al público o incluso manipularle para obligar a quien no le ha gustado que admita que sí, para encajar con las corrientes actuales.

Se despide vuestro analista y crítico señor Pinto. Recordad que si os ha gustado podéis darle like, subscribimos y dejar algún comentario. Si tenéis Twitter os recomiendo seguirme ya que allí hablo de otros temas ademas de cine y literatura y os da el aviso cuando cuelgo un articulo nuevo. También tengo cuenta en Instagram que os recomiendo seguir si queréis ver los libros que estoy leyendo en el momento o mis sesiones como modelo artístico. Y si queréis ayudarme de forma financiera, cosa que agradezco en gran medida, podéis colaborar en mi Patreon o comprando alguno de mis libros. ¡Nos volveremos a leer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s