1408 no es tan buena como dicen – Análisis

Bienvenidos a Criticas Pintescas de nuevo. El año 2007 esta lleno de películas de gran éxito que todos recordaremos: Transformes, Spiderman 3, Soy leyenda e incluso Ratatouille. Sí, a miportada.jpg también me gustan las películas de animación, me resultan muy tiernas y hace bombear amor a mi corazón pintesco.

Una obra pasó desapercibida en taquilla, y ganó fama con el paso de los años. Protagonizada por John Cusack y en parte por Samuel L. Jackson, que está en todos lados, rodaron una película de terror que no dejó a nadie indiferente. 1408, un titulo sencillo con una gran premisa: una habitación de hotel encantada. Os lo digo ahora y os lo diré siempre: la belleza radica en la sencillez. Hay muchas historias de hoteles encantados pero no conozco ninguna que sea una sola habitación, generando aún más misterio.

Cabe destacar que la película estaba basada en una historia corta de Stephen King, que bajo un seudónimo envió el relato para no ganar por el peso de su nombre, pero aún así salió vencedor. Hay tres guionistas detrás de la película y os digo que con uno solo basta, ya que la curva de la película sube hasta la primera hora y desciende de una forma brutal hasta casi el final de la película. Pero no os voy a destripar más.

Hoy, en Criticas Pintescas, 1408.

Una habitación maldita… Uuuuuh, que miedo…

La película inicia mostrándonos a Mike, nuestro protagonista, visitando un hotel encantado pasando una noche en la habitación supuestamente maldita. Los dueños del hotel intentan asustarlo un poco pero Mike es un tipo duro: es escritor. Y es que a Stephen King como a mi nos gusta mucho poner a protagonistas con esta bella profesión. ¿Por qué? Nos encanta nuestro trabajo y no siempre se habla bien de los escritores, así que porque no mejorar la imagen mostrando a un alcohólico resentido, alejado de su familia, maniático y prepotente.

Obviamente, la experiencia en la habitación es penosa y la clasifica con cinco calaveras de diez. Resulta que Mike era escritor de una novela que no tuvo mucho éxito pero era buena, ya que se cruza con personas que la han leído y lo que más le ha impactado es la relación del protagonista con su padre, justo igual que Mike y de la misma manera, Stephen King con su padre. Se rindió, como muchos escritores, así que se dedica a visitar sitios encantados y escribir las impresiones. Vende lo justo, pero le da lo justo para los copazos.

Le llega publicidad de un hotel maldito con una nota muy simple: no entres en la 1408. Nuestro protagonista es un aventurero, así que no hace ni puto caso y se dirige a Nueva York después de investigar bastante. Numerosos suicidios han ocurrido en la sala pero lo llamativo es que la gente muere al estar menos de una hora en la habitación. La película sube el misterio a cada segundo, ya que la maldita habitación se las trae.

Samuel L. Jackson es el director del hotel e intenta convencerle de que olvide entrar en esa habitación, pero si hiciera caso no tendríamos película. Ni siquiera se despide de él ya que del ascensor no sale y lo deja en la planta solo y que se las apañe. Intenta buscar la habitación pero sin darse cuenta da toda la vuelta y las puertas del ascensor se abren, invitándole a que se vaya.

elenco
Ambos forman una buena pareja en pantalla, lástima que los veamos muy poco tiempo juntos.

Acaba entrando en la habitación 1408 y parece un habitación normal, bastante acogedora en realidad. Observa toda la habitación y no encuentra nada extraño, pero cuando se pone con la luz ultravioleta encuentra sangre hasta en el techo. El director del hotel dice que la habitación se limpia bajo una estrecha supervisión, pero las manchas de sangre revelan que ha muerto muchísima gente. La temperatura se dispara y un conserje le dice que le ayuda a repararlo, pero se queda en la puerta. El muy cachondo dice que no pisa la habitación ni aunque le paguen y en cuanto arregla el aire caliente, se pira.

¿Donde está la acción de la película? Comienza alrededor del minuto 40, cuando el reloj de la habitación inicia una cuenta atrás de una hora. Aquí comenzamos con la imaginación de los guionistas, ya que si poco tenía del relato original de King, ahora mucho menos.

No os quiero comentar mucho las escenas de tensión que tiene la película, pero si os voy a contar lo que merece la pena. Conocemos poco de Mike, pero la película se encarga de ello. La televisión le muestra unas imágenes de su mujer y su hija, que estaba enferma de a saber que y acaba muriendo. La relación no estaba demasiado bien ni cuando nació la criatura y no mejoró con el paso del tiempo. Mike tampoco trataba demasiado bien a su padre, que lo abandonó en una residencia. La habitación no para de recordarle lo nefasta que es su vida y de todo el mal que ha causado.

Pierde el contacto tanto con el padre como con su mujer y se dedica a escribir, pero es un mal hombre y la habitación se encarga de recordárselo. Ahora tenemos la parte más patética del cine: el cuadro de un barco mercante resulta ser una ventana por donde entra todo el agua que le permitía la productora y Mike aparece en la playa, cerca de su casa. Parece que ha salido de la habitación, se recupera en un hospital y su mujer le vuelve a querer pero OH SORPRESA, RESULTA QUE ERA UNA ILUSIÓN.

cuerda
O mueres o estás condenado a sufrir por siempre… Eso parece indicar la película. ¿Será siempre el mismo recorrido o irá variando?

Hablaremos de esto mas tarde, que es para comentar. Para terminar de joderle, la habitación le trae a su hija con una interpretación nefasta por parte de John Cusack, que intenta llorar pero queda en eso, un intento. La niña se le vuelve ceniza en los brazos y la habitación vuelve a su estado normal, mostrando que ha pasado una hora ahí dentro. Lo deja en caer de forma sutil, pero la habitación va a torturarle de forma cíclica a no ser que se suicide, colocándole una horca en cada habitación, tentando al suicidio.

Mike es un tío listo y prende fuego a la habitación, intentando romper la maldición y morir para poder escapar. Como es normal, acaba muriendo y tenemos un screamer en su funeral, que no sirve de nada. Bueno, te deja sospechar que ahora se ha reunido con su hija, pero si ambos están muertos y crees en el más allá, sospechas que se van a reunir.

¿Realmente merece la fama que le precede?

La premisa de la película es bastante buena y tengo que admitir que 1408 sube a cada minuto desde que la comienzas, pero a partir de la hora se va al traste. Tanto la investigación previa como ver la firma de libros deprimente te hace ver al personaje como alguien acabado sin mucho sentido a su vida. Samuel L. Jackson hace un buen papel, como siempre hace de él mismo, pero de una forma muy convincente y el poco rato que aparece, conecta muy bien con el estilo de la obra y con el señor Cusack.

1408 tiene grandes escenas oníricas, transportándote a la escena y no saber si lo que estás viendo es real o es producto de su imaginación. Además, tiene una banda sonora que tenéis que escuchar con cascos o buenos altavoces para poder disfrutar aún más de la ambientación.

Entonces, ¿dónde está el problema?

niña
Una escena bastante potente, pero queda en poca cosa por la falta de motivación de John Cusack

El relato del señor King es algo parecido a la trama de la película hasta más o menos la hora de esta, pero a partir de aquí en adelante se lo inventan todo… y se nota. Todas las escenas donde quiere salir de la habitación no tienen mal planteamiento, con ese toque onírico, pero no sirve de nada, ya que no colabora para que la trama avance. Hasta el final es distinto, ya que en el relato el personaje se quema pero queda vivo, experimentando un gran dolor toda la vida además de no olvidar aquello que ha visto en la habitación.

A 1408 le sobran unos treinta minutos perfectamente. Y como he dicho antes, han necesitado tres personas para hacer esa basura de guión.

¿Merece la pena, sí o no?

El planteamiento es bastante bueno, y hasta la primera hora es muy recomendable, pero cuando dejan de tomar referencia al corto de King para hacer lo que ellos quieren, parecen unos sketches de terror cutres de un programa de las tantas de la noche. John Cusack no le echa mucho entusiasmo al final de la película y el intento de lágrima abrazando a su hija me saca mucho de la película. El final no dice tampoco demasiado y aunque me ha recordado ligeramente al final de uno de mis libros, creo que no logra esa sensación porque la tensión que han ganado al principio, se pierde luego.

Si os digo la verdad, os recomendaría antes leeros el relato del señor King, ya que no son más de diez paginas y es interesante. La película no es nada del otro mundo y la fama la ha ganado no sé de donde, porque no está mal pero tampoco es un peliculón. Si queréis pasar el rato y tenéis aguante, os recomiendo verla; si vais a estar algo despistados y no queréis algo muy complicado o confuso, pasad de largo.

Se despide vuestro analista y crítico señor Pinto. Recordad que si os ha gustado podéis darle like, subscribimos y dejar algún comentario. Si tenéis Twitter os recomiendo seguirme ya que allí hablo de otros temas ademas de cine y literatura y os da el aviso cuando cuelgo un articulo nuevo. También tengo cuenta en Instagram que os recomiendo seguir si queréis ver los libros que estoy leyendo en el momento o mis sesiones como modelo artístico. Y si queréis ayudarme de forma financiera, cosa que agradezco en gran medida, podéis colaborar en mi Patreon o comprando alguno de mis libros. ¡Nos volveremos a leer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s