El matriarcado no es la solución – Opinión

Si buscamos la palabra matriarcado en Google, podemos encontrar muchos artículos alrededor de esta forma de organización. A pesar de hablarse en muchos medios, no tenemos indicios de que existiera un matriarcado como tal; los historiadores y antropólogos sospechan que existió y fue pasando por varias etapas hasta llegar a lo que se conoce como un patriarcado, comenzando después de la edad heroica de Grecia.

Según la RAE, el matriarcado es el sistema social en que las mujeres ejercen las atribuciones de mando, es decir, organizan y distribuyen las mujeres. A mucha gente le gusta la idea, ya que suena bonito que el sexo oprimido se alce contra sus cadenas y organice este mundo de caos. En un artículo definen directamente al matriarcado con la bondad y un sistema similar al paraíso mientras el patriarcado es el caos en todo su expresión. Una sociedad en contra del dominio y la propiedad privada y por ende provoca guerras, competiciones y competitividad entre todos nosotros.

Se habla de la sociedad matriarcal como una sociedad de igualdad, cuyas particularidades se ven

mosuo.jpg
Mujeres de la cultura Mosuo, de etnia china habitantes de las provincias de Yunnan y Sichuan.

apartadas porque todos estamos amparados bajo una madre que no hace distinción de hijos, donde las fronteras se eliminarían igual que la propiedad privada, los derechos humanos se respetarían y lo mejor de todo, abandonaríamos la dieta carnívora. Algunas sociedad pequeñas son matriarcales como los Mosuo e incluso los Tuareg, pero en vez de igualdad tenemos una imposición femenina; en el caso de los últimos, los hombres son obligados a tapar todo su cuerpo y ellas no aún siendo de creencias musulmanas.

 

Recién he terminado “El origen de la familia, la propiedad privada y el estado” de Friedrich Engels, el padre olvidado del comunismo y las doctrinas marxistas. Me resultó interesante ya que los conceptos de familia son ancestrales y quisiera ver cual es la opinión de este hombre al respecto del origen de estos tres componentes básicos para llegar a la situación actual. Bajo los estudios de Lewis H. Morgan, el padre de la antropología moderna, revisionó su estudio y escribió este ensayo.

¿Qué es capaz de contarnos? Echemos un vistazo

Habla del desarrollo de la familia en tres estadios, muy remotos a nuestros tiempos, antes de la época heroica de Grecia; estos estadios son conocidos por muchos de nosotros: salvajismo (caracterizado por la apropiación de recursos naturales), barbarie (aparición de la ganadería y agricultura y aumento de la producción) y civilización (periodo el cual se aprende a usar productos naturales para manufacturarlos).

Estos periodos son extensos y muy lejanos a nuestros tiempos, así que muchos de nuestros conocimientos sexuales se descubrieron en estos periodos. En un principio la promuscuidad era la regla general así que todos eran hermanos entre sí, que pasarían a ser padres y madres y abuelos y abuelas. No existe el concepto de MI hijo o TU hijo, ya que todos somos una familia. A esto se le llama familia consanguinea, todos venimos de todos.

Surgió de este tipo de organización la familia punalúa, donde padres/madres e hijos/hijas eran excluidos de las relaciones sexuales. No creo que haga falta explicar mucho más sobre esta decisión, ya que vieron los efectos de la selección natural y la genética. Más tarde comprendieron que tampoco podían procrear entre hermanos, ya que tenían los mismos problemas. Tuvieron que encontrar una solución muy sencilla: no fornicar con tus hermanos o hermanas que vengan del mismo vientre.

2b7a3e2e7ecda5420836a1e92bf478c6
Imagen de la Madre Tierra, muy usada para representar la feminidad y la fertilidad.

El trato a la madre era la solución al problema. Ellas eran procuradoras de vida, portando en su vientre la semilla de su gens, palabra sumamente importante para comprender los estudios de Morgan. Una gens se identifica como matriarcal ya que considera de la familia aquellos nacidos de la misma mujer, ya que así se aseguran que ellos son hermanos. Los padres podían ser cualquiera de la tribu, pero la madre era quien era.

 

Cualquier hombre mayor que tú podría ser tu padre y así le tratabas, pero sabías identificar a tu madre. Los problemas genéticos surgieron otra vez, ya que entre familias cerradas las especies no duran demasiado; tuvieron que emparejarse con otras gens para así perpetuar la raza. Todos entendemos que la mezcla racial es poderosa, creando individuos más fuertes y prósperos, y así fueron los matrimonios en grupos.

Una vez tenemos solucionado los problemas genéticos, los humanos creamos otro: ¿quien tiene la propiedad de las tierras? Pues la procuradora de traer nuevos miembros a la gens, las mujeres. Ellas eran quienes tenían el poder y la herencia, repartiendo en comunidad todos los bienes. Al contraer matrimonio, los hombres eran quienes se trasladaban a las gens de las mujeres y residían en esa familia, siendo propietarios de los instrumentos de trabajo y las granjas, pero no era capaz de dar herencia a sus hijos; las propiedades de los hombres al fallecer pasaban a sus hermanas y descendientes de esta antes que su propia descendencia.

La riqueza, los avances tecnologicos y la propiedad privada

Desde el inicio de la manufactura, es decir, la utilización de la naturaleza para modificarla a nuestro antojo. Los hombres tendían a trabajos donde la fuerza física se exigía mientras que las mujeres eran administradoras del hogar y de la familia; este tipo de sociedad lo vemos todavía en Japón, donde el porcentaje de mujeres trabajadoras es escaso. Las gens se dedicaban a la ganadería, la creación de herramientas y el cultivo, generando así riqueza.

¿Quién heredaba todo eso? La gens, sin lugar a dudas, pero las riquezas también aumentaban. Las gens crecían y hay que esforzarse para obtener más productos y alimentos, pero con el reparto comunal los esfuerzos se desvanecían. Se comenzó a dudar de las herencias matriarcales, ya que tanto la ganadería y las herramientas no podían pasar a su esposa, si no a la hermana. La solución fue un patriarcado: los bienes del hombre pasaran a sus hijos, que sabrá de ello por la castidad de su mujer.

Los matrimonios siguieron siendo comunales pero la herencia pasó a la prole del hombre. La

teora-antropolgica-sobre-el-origen-de-la-familia-3-638
Breve explicación de los tipos de familia hasta la llegada de la familia monogámica.

mujer tuvo que sacrificar su salvajismo sexual en pos de este avance mientras que el marido podría seguir procreando. Quisiera hacer un pequeño inciso aquí. Considero un ataque los argumentos a este cambio social ya que tu primer hijo sería quien heredara la tierra pero el resto de descendencia podía seguir siendo de la gens, es decir, crear el concepto de primogénito. Si gracias a un patriarcado hemos llegado a este punto de la civilización será bienvenido, pero las investigaciones se las dejó a los antropólogos.

 

Para que supiera que su hijo tiene su sangre concluyeron los matrimonios comunales y la poligamia a la monogamia. Ahora la mujer pasaba a ser una propiedad privada donde era una esclava del hogar sin derechos y usada como una moneda de cambio, ¿pero es así del todo? La división de trabajo hizo que las tribus avanzaran y las mujeres seguían teniendo poder dentro de sus hogares. Es cierto que no eran cazadoras, pero se veían exentas de ir a la guerra o el duro trabajo del campo. Todos tenían responsabilidad pero también derechos que eran ejercidos por los lideres de la gens. Tal vez un hombre quisiera cuidar de su descendencia y se veía obligado a luchar contra otros hombres por decisión de la gens. Responsabilidad y deber, sistema complejo.

Y llegamos por fin a la edad heroica griega y con esta, la formación del Estado. Este ente formado por la ciudadanía y para esta establecía ciertas leyes para mantener la bonanza. La propiedad privada era parte de la familia monogámica y se heredaba de padres a hijos, los hombres estaban obligados al servicio militar, buscar el sustento para su familia y pagar los impuestos. La mujer era intercambiada y el motivo de su matrimonio era más cuestión económica, financiera y de poder.

¿Realmente es malo el patriarcado?

Según Engels la explotación de la mujer y de los esclavos, la propiedad privada creando distinciones sociales y la creación de un estado para perpetuar este movimiento era altamente nocivo. Pero aún con esas, estas civilizaciones avanzaron de forma increíble: tecnología, armamento, filosofía, conocimientos… Por parte de todos es conocido los avances del Imperio Romano.

Ahora dejemos el pasado y hablemos de la actualidad. Es clara la influencia de Marx y Engels en el discurso repetido y sobado que tenemos hoy en día. Estos dos autores manifiestan que las sociedades deberían de tomar en cuenta las actitudes de las comunas de antaño, compartiendo todos los frutos de la tierra y nadie es poseedor de nada, tal como nativos de Hawaii y los Iroqueses, mencionado en el libro. ¿Pero realmente necesitamos un matriarcado para prosperar?

El cambio de poder ya lo hemos comentado, pero algunos articulo argumentan, como he dicho

simone-de-beauvoir.jpg
Simone de Beauvoir define la identidad de la mujer en la sociedad, teorizando que su comportamiento es una construcción social

antes, que el patriarcado trae el caos y el matriarcado es pleno contacto con nuestra naturaleza y la bondad. Pero si bien son correctas las teorías de Morgan, los hombres se veían discriminados dentro de las sociedades matriarcales, teniendo tareas de más carga física además de tener que cazar y luchar en caso necesario; o los casos en que son una fuente de material genético y unos mantenidos, ignorando por completo que pueden ser productivos. Este es el caso de los Tuareg, donde hombres se ven forzados a cubrir todo su cuerpo con un burka mientras las mujeres pueden ir más destapadas con el yihab, e incluso sin él.

 

Con ello no escudo tampoco el patriarcado supremo, donde la mujer esta supeditada a su padre y luego vendida a un hombre para obedecerle, ser su criada o su esclava sexual y vivir en la miseria tal como ocurría en la Edad Media, Edad Moderna e incluso con la llegada de la filosofía feminista. Si en el Imperio Romano se hubieran dado cuenta que las mujeres pueden ser tan capaces como los hombres para muchas tareas y la herencia genética no fuera importante, posiblemente hubieran avanzado a pasos titánicos. En nuestros días una pareja puede ser monógama o liberal y no hay ley que te penalice, la propiedad privada se puede dividir y dejar en herencia a quien quieras y el estado… ya hablaremos del estado en otro momento.

Hemos tenido mujeres al cargo como Margaret Thatcher que no eran el ejemplo preciso de bondad e incluso en España hemos tenido reinas como Isabel la Católica. Defensores del feminismo marxista dicen que estaban influenciadas por el patriarcado, escudándose en la falacia de que las mujeres no pueden ser malvadas. Las mujeres pueden ser buenas o malas, perfectas madres o temidas guerreras, grandes amantes o monstruos de cuentos de terror. El sexo no determina tus pasiones, ni ambiciones ni debilidades. El sexo no es relevante para mandar.

¿Qué sería lo correcto? ¿Patriarcado o matriarcado?

Mi sincera opinión: ni uno ni otro. Dejar el poder por el sexo o la edad no me parece un requisito válido para manejar una unidad familiar en los tiempos actuales. El poder debería ser manejado entre ambos o repartirse las tareas según gustos: cada uno es encargado de una tarea y debe cumplir, si no el otro le puede reclamar sus derechos y obligaciones. Tener unas

dudas.jpg
Ahora es el momento de reflexionar y sacar tus propias conclusiones

responsabilidad a causa de tus genitales es una absurdez en los tiempos donde la inteligencia es quien manda.

 

Si tuviera que dejar el poder en solo unas manos seguiría sin apostar por el sexo: el más capacitado para ello. En pleno Siglo XXI la fuerza física es irrelevante, ya que no hacen faltan músculos ni preparación física para disparar un arma; ahora lo que importa es la inteligencia y las influencias, cuya suma de esto llega a ser el poder. Si una mujer es capaz de llevar un país de forma efectiva será bien recibida, igual que si lo hace un hombre. Si el marido es el mejor de una pareja para cuidar de los hijos será bienvenido, siempre y cuando la mujer procure traer los bienes necesarios a la unidad familiar.

Derechos y responsabilidades son los dogmas que deberíamos de portar, sin importar el sexo de la persona.

Se despide vuestro analista y crítico señor Pinto. Recordad que si os ha gustado podéis darle like, subscribimos y dejar algún comentario. Si tenéis Twitter os recomiendo seguirme ya que allí hablo de otros temas ademas de cine y literatura y os da el aviso cuando cuelgo un articulo nuevo. También tengo cuenta en Instagram que os recomiendo seguir si queréis ver los libros que estoy leyendo en el momento o mis sesiones como modelo artístico. Y si queréis ayudarme de forma financiera, cosa que agradezco en gran medida, podéis colaborar en mi Patreon o comprando alguno de mis libros. ¡Nos volveremos a leer!

3 comentarios sobre “El matriarcado no es la solución – Opinión

  1. Estaba leyendo tu post, me parece una información muy detallada, bien explicada y una excelente conclusión, creo que ninguna de las 2 vertientes llega a nada, esperemos que la gente tome conciencia de que no somos hombres y mujeres, somos una sociedad y vivir en ella y convivir de la manera mas sana sin dañar a los demas, es la mejor idea, saludos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola, me gusta tu publicación y coincido en lo acertada que estas en tus ideas, creo que los tiempos que vivimos no se ajustan a la supremacía en cuanto a generos, sino a las capacidades e inteligencia fundamental que se desarrollan en las diferentes situaciones de la vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s