¿Quién puede matar a un niño? – Análisis

Hoy, en Criticas Pintescas, os traigo un clásico del terror español. Estamos en 1975 y quien_puede_matar_a_un_nino_who_can_kill_a_child-476825830-largeNarciso Ibañez Serrador se inspira en la novela El juego de los niños para crear una película que la adapte. El resultado fue ¿Quién puede matar a un niño?, resultando ser proyectada un año después. Fue un éxito rotundo a pesar de un fallo en post-producción que empobrece la obra del director, que ya discutiremos más adelante. Narciso Ibañez Serrador abrió las puertas del cine fantástico y de terror al habla hispana, ya que dirigió Historias para no dormir, por poner uno de los ejemplos.

Es clara la inspiración de las obras de Hitchcock, ya que la película en cuestión tiene una estética y unos ritmos muy parecidos a su cine. Tiene sus diferencia, obviamente, esto es España y las cosas se hacen de forma única. Bienvenidos a la isla de Almanzora. Comenzamos.

¿Quién puede matar a un niño? Interesante cuestión…

La película comienza con imágenes de niños muertos, desnutridos, rodeados de moscas, con hidrocefalia y los horrores más crudos de la guerra a los ojos de estas criaturas. Impactate y crudo nada más comenzar. Nos muestra en su más pura esencia de la idea de cómo se puede hacer daño, torturas y matar a un niño.

Nos encontramos con Tom y Evelyn, una pareja de extranjeros que “hablan” en ingles y se sitúan en Sitges que están en fiestas. A pesar de que sea bonito, están hartos del ruido que todo esto genera. Están de paso en realidad, pues su objetivo es la isla ficticia de Almanzora. Pasan la noche en una habitación y al menos yo, me di cuenta que la mujer estaba embarazada.

Consiguen un barco y se largan a la isla; en una escena graciosa vemos como el barquero le dice a Evelyn que ella se ponga en la proa y que su marido reme, que ella es una señora. Me encanta el cine…

barco

Llegan a la isla y unos niños se están bañando. Todo parece tranquilo y acogedor, pero tiene que hacer un calor insufrible, ya que no vean como sudan, sobretodo Tom. Se dan un garbeo por el pueblo pero no encuentran a nadie que no sea un niño. Además, no encuentran ni un gramo de sombra. Observan que los puestos y negocios están abandonados, ya que todo parece estar dispuesto para servir pero no hay nadie. Son casi dos horas de película y al ser de un ritmo lento vemos que la soledad se potencia.

Roban unas bebidas en un bar y suena el teléfono, dando mal rollo a la escena. Por fin llegan al hotel la mar de contentos pero tampoco hay nadie para recibirles. Al salir, vemos a una niña pegarle una paliza con un palo a un viejo. No tiene piedad ninguna, solo como una niña lo haría. Por algún extraño motivo, Tom coge al viejo y lo guarda en un patio que de casualidad está abierto. Se fuma un pitillo, intentando estar conmocionado por la escena pero no le sale. Entonces se escuchan unos jóvenes jugar y desde un rincón ve como juegan a la piñata con el cuerpo del viejo con una hoz. Tom se queda estupefacto y vuelve con su mujer.

Evelyn le fuerza a que explique lo que está pasando pero Tom se niega. Acecha un nuevo peligro ya que se escucha un ruido. El hombre tiene que hacer de hombre protegiendo a su mujer embarazada, así que la deja sola para investigar lo que ocurre. Con dos huevazos. Se pasea un rato por la pensión y descubre un adulto malherido. Este se pone nervioso y rompe una botella, amenazándolos. Evelyn, como mujer que es, le toca el hombro con cara de pena y con un por favor, el chalado se calma. Podría haber dicho que su madre se llama Marta, a lo mejor funciona…

señor

Se toman un copazo y despiertan al día siguiente como si no pasara nada. Viene una niña y resulta ser la hija del chalado que le pide que vaya a casa con ella, ya que todo está destrozado. El hombre va con la excusa de que es su hija, y lo veo bastante verosímil. No sospechas que tu asesina sea tu propia hija, pero el espectador se las ve llegar. Huyen un rato bajo todo ese sol infernal, agarran un jeep y se largan por ahí.

La isla parece más grande de lo que parece en escena, ya que tiene playa costera y un campo de olivos. Llegan a una casa costera con dos señoras muy de campo con una trupe de niños que juegan en el mar. Parece que no están chalados, pero una escena lo cambia todo. No sé lo que ocurre, pero tienen cara de sospechar sobre quien se ha tirado un pedo. Es el indicatorio de que les va a venir la locura y la pareja vuelve a huir.

De nuevo en el pueblo. Tom agarra un subfusil para defenderse y se encierran en una sala cuando los niños les empiezan a perseguir. Cuando uno de los críos consigue colarse por una ventana y está a punto de matar a Evelyn, Tom le pega un tiro. Los niños salen corriendo y los dejan tranquilos. Comprenden que sin defensas ellos atacarían en masa, si tienen un arma ellos huirán. Buena lógica, lástima descubrirla casi a la hora y media de película.

matar-nino-chicho

Al día siguiente a Evelyn le da por sentirse mal. Pensaba que estaría de parto, pero es un giro de guión magnifico. El bebé de su interior la mata desde dentro, ya que lo que narices afecte a los críos también se instala en los fetos. Suponemos que se contagia por algún agente externo, como la comida o el agua, porque en ningún momento he visto algo “mágico” que afecte al infante. Aún así, comenzamos la racha de desgracias.

Sale a la calle y con el fusil se carga unos cuantos niños. Se abre paso entre ellos y corre hasta el embarcadero para huir del todo. Los niños le alcanzan cuando por fin se puede largar y se lía con el bate para quitárselos de encima. De casualidad viene la policía y ve como se está cepillando a los críos. Le pegan un tiro y lo matan; los niños se hacen los afectados delante de la policía pero cuando se meten dentro del pueblo, ellos se meten en el barco de los polis y les roban las armas. Se deja un final medio abierto, ya que los niños afirman rebelarse contra los adultos.

¿Han cambiado las cosas? ¿Matarías a un niño?

La película disfruta de una idea bastante original y simple, combinación que me encanta. El concepto sigue siendo controvertido, ya que a día de hoy seguimos teniendo esos debates.

En muchas películas de viaje espacio temporales se nos plantea la duda de ir al pasado para matar a la versión bebé del enemigo, como por ejemplo, Hitler. Sabemos de sobra que eso afectaría a la linea del tiempo pero muchas veces esa idea se niega por el hecho de matar a un bebé. Os propongo la duda y vosotros respondéis en la caja de comentarios, para iniciar un debate sosegado y tranquilo.

Podemos matar muchas cosas en el cine y puede ser más impactante o no, pero hay dos cosas que suscitan ciertas sentimientos: matar a un infante o un animal.

Ver como muere un bebe, un perro o un animal que sea de compañía nos entristece y afecta más que si vemos una película de acción, donde el enemigo es una diana con patas con efectos sonoros y sangrientos la mar de espectaculares. Entonces, ¿por qué no un niño?

450_1000

Dejando la cuestión a parte, os analizo el resto de la película. La calidad de la música es bastante buena, ya que una buena película de terror se basa también en tener efectos sonoros o una banda sonora que sea original y precisa al film. Las actuaciones no son sobresaliente ni mucho menos, pero admito que la actriz que interpreta a Evelyn no está nada mal. Tom iba a ser interpretado por Anthony Hopkins y creo que hubiera sido algo muy positivo para la obra. La escena está muy lograda, ya que con tanto reflejo del sol en las casas blancas te ciega, igual que los protagonistas.

Pero tengo que hablaros de lo peor de la película: el doblaje.

En la versión original Tom y Evelyn deberían haber hablado en ingles con subtítulos en castellano; el resto de personajes iban a hablar en castellano, el idioma nativo de la zona. Tom iba a comprender un poco el castellano, como se mostraría al inicio y su mujer no entendería ni papa. Eso daría una sensación mayor de soledad, ya que la situación de estar en una isla de un país extranjero sin entender ni hablar demasiado bien el idioma es todavía más tenso.

El problema lo tenemos en post-producción. Esto es España, como he dicho antes, y pensaron que una película en la que tenemos que ponernos a leer los diálogos no iba a gustar, así que mejor ponerle un doblaje. En otra obra no me importa los doblajes, es más, los prefiero, pero cuando afecta a la calidad de la obra ya que el idioma es un punto importante, pues la verdad, lo estropea bastante. La película tampoco tiene tantos diálogos como para tener que hacer un doblaje, pudiendo leer algo y porque no, aprendemos algo de ingles.

Entonces, ¿merece la pena, si o no?

A pesar de mis quejas, Quién puede matar a un niño es una obra bastante buena que se puede ver a día de hoy. LA escena está muy bien compuesta, los momentos de tensión demuestra la inspiración en Hitchcock y la trama resulta más que interesante en los tiempos actuales.

Tal vez se te puede hacer algo pesada por el ritmo y la imagen que tiene, ya que hablamos del año 76’. Os pasara con cualquier película de esa época, así que tampoco es problema del film, si no del momento y el lugar.

Muy recomendable, sin lugar a dudas.

Se despide vuestro analista y está vez muy crítico señor Pinto. Recordad que si os ha gustado podéis darle like, subscribimos y dejar algún comentario. Compartir en las redes sociales es de gran ayuda y si queréis mantener a este escritor, podéis pasaros por mi patreon https://www.patreon.com/criticaspintescas y echarle un vistazo.

¡Nos volveremos a leer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s