“Aterrados” o como aburrir a tu público

Muy buenas a todos de nuevo, os escribe vuestro crítico favorito Señor Pinto. Esta ocasión os traigo una de las películas que nos ofrece Netflix: Aterrados. Como no, la apunté en la lista y supe que en algún momento de mi vida me tenía que poner a ello; memaxresdefault dispuse a verla en un fin de semana pero os tengo que admitir que he tenido que verla en varias tandas. El primer visionado, y el más interesante, me reafirmó que un buen inicio siempre va mantener expectante al espectador pero a partir de los treinta o cuarenta minutos, desfallecí del sueño y me ha costado terminarla.

Bajo la lupa crítica de este servidor, hoy en Criticas Pintescas: Aterrados.

Como una película que comienza tan bien me importa tan poco…

La premisa de la película ya nos advierte del rumbo que va a tomar: un vecindario sufre de efectos paranormales. Comienza con una mujer fregando los platos pero escucha un murmullo dentro de las tuberías que conectan el agua de la casa. Advierte de esto a su marido, pero este le interrumpe nervioso por culpa de los ruidos que provoca el vecino de al lado, provocando una grieta en su pared. La mujer mantiene la calma pero dice que ha escuchado voces dentro de las cañerías, voces que le decían que iba a morir.

Poco después vemos como al entrar al baño el marido, encuentra a su esposa revotando de pared en pared, llenándolo todo de sangre y una imagen de la mujer agarrada por un ser invisible que le quita la vida a cada golpe. Comenzamos muy fuerte, pero eso es buena señal, creía yo.

Como es lógico, al marido lo llevan a prisión por asesinato, porque ¿quién se va a creer que un ser invisible la matara? Le interrogan un trío de personas mayores que entendemos como estudiosos de lo paranormal y le preguntan realmente por el caso, que ocurrió realmente y si hay algún antecedente que pueda servir de ayuda. El hombre intenta explicarse lo mejor que puede y comenta que su vecino le dio problemas la semana del incidente.

Ahora vemos la visión del vecino, un pobre perturbado, incapaz de dormir por las noches a causa de un monstruo que habita en su hogar. Intenta deshacerse de él, pero le es imposible. Procura llamar a alguien que le ayude, pero todo el mundo le rechaza un mínimo de ayuda. Para poder entregar pruebas de lo que ocurre en su casa, compra una cámara y podremos ver unas escenas muy tensas con un ser bastante desagradable a la vista.

Esto es menos de media hora de la película. Yo estaba nervioso pensando en cual sería la próxima historia, ya que parecía seguir un camino de pequeños relatos de terror en un vecindario. Qué error más grande pensar en como haría “Aterrados” y no como lo haría su director.

Después nos encontramos en un caso donde un niño ha sido atropellado y por tanto, muerto en el acto. Acto seguido, el funeral está concluido pero tenemos un nuevo caso paranormal: el niño se ha levantado de la tumba. ¿Ha ido a morder gente? No. A tomarse un vaso de leche y unas galletas. La imagen de un cadáver hinchado y verdoso en la cocina de tu casa es bastante impactante, pero la trama empieza a bajar de intensidad con este caso.

aterrados_5_zpsuvusrszw.jpg

Más que temer al cadáver del niño, temen a la madre, que está como una regadera. El niño muerto se mueve siempre que esté a oscuras, quitándole bastante hierro al asunto porque con dejar una luz encendida todo se soluciona. Acaban teniendo la idea más brillante del siglo: volver a enterrar al muchacho con cemento por encima. ¿Y donde está el monstruo de antes? Si es la imagen de la portada incluso, tendría que tener más protagonismo ya que ha funcionado tan bien.

Pero esta película no está hecha para entretenerte.

Las tres personas mayores se quedan en ambas casas para estudiar la actividad paranormal. Una escena de cubiertos de metal colgando como por magnetismo, un ser extraño que le sorbe la sangre y cuando abres el armario… No hay nada. “Aterrados” toma un ritmo que intenta llevarte al sobresalto pero que se pierde entre las ramas y provoca somnolencia. El final es confuso, ya que no queda claro muy bien lo que ha pasado y la verdad, nos importa más bien poco.

Un poco más de interés hubiera sido una grata sorpresa

Comencé a ver “Aterrados” simplemente por su lugar de origen: Argentina. Por lo general suelo hablar de cine estadounidense de alto presupuesto pero a la espera de una película que realmente merezca la pena, inicie una ruta de visionado de terror por Latinoamérica. Ya que Netflix me dio la oportunidad, me lancé de lleno a una piscina llena de ilusión que resultó estar vacía.

Aterrados” comienza de una forma bruta y directa, prometiendo muchísimo. La historia del vecino es realmente buena y así muestran el ser que acosa a las familias del vecindario. Pero la historia del niño, además de ser la más floja de las tres que se han comentado hasta ahora, es la peor tratada. La madre tarada hace bien su papel, pero es insuficiente. Los policías tampoco son malos actores, pero no me los termino de creer. Cierto es que tener al cadáver de tu hijo en el comedor con una escena idílica de merienda con el cadáver verdoso e hinchado es bastante crudo en escena, pero pierde al no resultar una amenaza.

aterrados-terrified-remake-guillermo-del-toro-1543919023

Y el mayor problema de la película es que apenas hay una amenaza consistente. Pensemos un momento: casi cualquier film de terror, por muy simple que sea, siempre hay un objeto al que temer. Pensad en una imagen que os de pánico y se habrá escrito sobre ello. El problema es cuando el ser horripilante apenas actúa y se muestra, ya sea por falta de presupuesto o por exigencias del guión. No es la peor película del año, ya que su inicio se salva bastante, pero no está muy trabajada.

Al no tener una tensión que te haga mantener la visión en la pantalla, me vi obligado a mirar el teléfono móvil. Y es que lo siento, cuando algo realmente me interesa soy incapaz de pestañear o atender a otra cosa, pero cuando algo me resulta aburrido, por muy estructurado que este y tenga su lógica dentro del microcosmos que se ha creado, me acabaré despistando. Y como yo, muchísima gente opinará lo mismo, que si una serie/película te cansa y acabas mirando el móvil, es porque no te está entreteniendo de forma efectiva.

¿Merece la pena? ¿Si o no?

Como he dicho, su inicio es bastante bueno y te pone en tu lugar sin esperártelo. Tal vez si vemos los primeros treinta minutos podamos coger buenas ideas, ya si trabajas el noble arte del cine o la escritura. Por lo demás, no la encuentro una película que debas ver de forma obligada, ya que no encontrarás nada nuevo.

Se despide vuestro analista y está vez muy crítico señor Pinto. Recordad que si os ha gustado podéis darle like, subscribimos y dejar algún comentario. Compartir en las redes sociales es de gran ayuda y si queréis mantener a este escritor, podéis pasaros por mi patreon https://www.patreon.com/criticaspintescas y echarle un vistazo.

¡Nos volveremos a leer!

Un comentario sobre ““Aterrados” o como aburrir a tu público

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s