“Ha vuelto” y la tesitura de amar a Hitler – Análisis y opinión

A pesar de ganarme algunos haters, tengo que decir la verdad. Hitler es la persona más influyente del Siglo XX. Una vez dicho, aquellos que quieran seguir leyendo tendrán una explicación. Adolf Hitler,81Y8u4C5k7L._SY445_.jpg como todos sabemos de sobras porque nos lo han metido hasta en la sopa, fue el dictador alemán más famoso, llevando la muerte y miseria al pueblo judío. Si duda estamos ante el orador más potente de los últimos años, ya que podía mantener en vilo a una nación con el silencio. Porque recordad queridos lectores: el silencio en muchas ocasiones es más fuerte que la palabra.

Tenemos un antes y un después de la Segunda Guerra Mundial; Alemania fue la causa principal de esta guerra y el dirigente que la llevó a cabo fue Hitler. Con la invasión de los comunistas, Hitler se encerró en su búnker ¡PLOF! desapareció. A día de hoy no sabemos donde se encuentra su cuerpo; algunos dicen que fue asesinado y quemado al lado del búnker, de ese modo nadie peregrinaría allá donde resida su cuerpo, otros dicen que huyó a países latinoamericanos y allí se escondió hasta la muerte.

La película de hoy propone una idea mucho más divertida al respecto. Hitler no murió, por alguna extraña razón, viajó en el tiempo y aterrizó al lado del búnker, en plena Alemania en el año 2014. Hoy, en Criticas Pintescas, “Ha vuelto”.

 

Hitler te hará replantearte muchas ideas y te hará sentir incómodo

Hitler ha viajado en el espacio y el tiempo para encontrarse en la Alemania de 2014. Nadie le toma en serio ya que se presenta como Adolf Hitler, el Führer del Tercer Reich. Y vamos a pensar chicos: ¿quién creería que tantos años después se te presente un tipo muy parecido, sí, pero diga que es Adolf Hitler? Es ignorado y Hitler tiene que recuperarse un poco, descansando y lavando su ropa.

1053018437.jpg
Oliver Masucci, el actor que interpreta a Adolf Hitler

Ha vuelto” es una gran comedia y las escenas parecen sacadas de un chiste. Cuando vemos ese plano en la lavandería y Hitler esperando la cola, discutiendo con una mujer árabe cuando tiene que venir a buscar la colada y desnudándose delante de todo el público es tronchante. Un periodista contacta con él y lo toma por un actor de método. Para todos aquellos que no sepan lo que es, son aquellos actores que interiorizan tanto su papel que llegan a ser los personajes; como ejemplos os puedo nombrar a Jim Carrey, Johnny Depp o Leonardi diCaprio.

Viajan por toda Alemania y Hitler comprueba que el pueblo alemán tiene los mismos problemas antes de su llegada al poder: un pueblo descontento con la inmigración y la falta de nacionalidad, falta de riqueza y poco cuidado por el medio ambiente de su país. Hitler les propone unas soluciones que la gente se ve incómodamente a aceptar, ya que sí, no estarían mal pero… las propone Hitler. Y nos damos cuenta de un detalle importante dentro de la cultura alemana: se estudia la Segunda Guerra Mundial y la figura de Adolf Hitler, pero no se discute. Se aprende, pero no se analiza. Tal vez, y solo tal vez, Hitler sí hizo algo bueno por su pueblo ya que muchos le apoyaban.

maxresdefault
Muchos se alegraban y reían sus gracias y comentarios.

Hitler acaba tomando una fama desmedida en la población y mucho más con el descubrimiento de Internet. Lo vemos en todos los programas de televisión, radio y canales de Youtube. Todos hablan de él pero claro, como un actor de método que se ha metido en el papel, todos ignoran que sea el verdadero Hitler. Pero todos los adoran y los apoyan.

Pero claro, incluso el simpático de Adolf tiene sus prontos y sus enemigos saben aprovecharse de él. Durante el viaje mata de un tiro a un perro y este acto se muestra en televisión. Vemos una gran verdad del ser humano: puedes decir que debemos expulsar a todos los inmigrantes del país y habrá gente que te siga aunque lo hagas de forma injusta. Mata a un perrito y todos te odiaran. La popularidad de Hitler desciende en picado, pero aumentará tras una película donde se le toma como protagonista.

Hasta aquí empatizamos de maravilla con él, pero llega un momento de tensión. Hitler entrá en casa de una compañera de trabajo que cuida de su abuela y ella le reconoce. Esa familia es judía y la anciana es incapaz de reaccionar de forma normal ante su visión. Al fin y al cabo, por muy bien que nos caiga, estamos hablando de Hitler, que asesinó de forma cruel y despiadada a cientos de miles de judíos, quitándoles todos sus bienes, luego su humanidad y por último, la vida.

Se muestra el antisemitismo de Hitler en pantalla y por el momento no se había visto a este personaje ante su mayor enemigo. Cuando el protagonista se entera que no es un imitador ni un actor, si no que es el verdadero Adolf Hitler, la película se toma el “Deus ex Machina” más gordo y descarado que me he echado a la cara. Resulta que el muchacho que le acompaña está loco y lo encierran, así que la única persona que sabe realmente la identidad del “actor” de Hitler está invalidado. Por último, nos muestran unas imágenes de Hitler en un coche paseando por las calles de Alemania, recordándonos como subió al poder a través del pueblo pero una vez que ha llegado ahí, tomará las riendas del estado con mano dura ya que el pueblo se lo ha permitido. Una revolución está al caer y el auge del fascismo podría volver.

1430386164573.jpg

 

Sentir empatía por Hitler es malo… pero me cae bien… ¿Qué hago?

La película juega con una idea más que llamativa: Hitler está vivo y se encuentra con la Alemania actual. El inicio parece sacado de un libro de chistes, ya que nos reímos muchísimo con la actuación de este Hitler tan creíble. Pero la película es más inteligente de lo que creemos. Si fuera otra persona seria gracioso, incluso si fuera un simpatizante nazi, pero estamos hablando de Hitler. ¿A quien le cae bien Hitler? A nadie. ¿Es una norma social? Si. ¿Por lo tanto, te cae mal por sus actos o por norma social? Entramos en un punto peliagudo.

Hitler hizo cosas horribles con los judíos y hundió en la miseria a Alemania, ya que tras la guerra no creáis que terminó muy bien. Pero hay que entender que el pueblo alemán tenía unos problemas muy grandes tras la Primera Guerra Mundial. Estaban solos en el continente ya que fueron el último bastión y no se rindieron y la memoria queda, tenían hambre y una economía desastrosa, las ciudad estaban enterradas en sus ruinas y el sentimiento de la nación estaba por los suelos. Necesitaban de alguien que les volviera a levantar el ánimo y volver a ser una gran nación. El problema es que quien pudo solucionar eso, era Hitler.

Acuñó el termino “Nacional Socialismo” o lo que es lo mismo, nazi. ¿En qué se basa? En la

er-ist-wieder-da--9438626-.jpg
Si Hitler viera como está Alemania… Tal vez quisiera levantarla de nuevo. ¿Eso sería malo?

magnificación del pueblo alemán, una utarquía donde el país se abastecería el mismo sin ayuda de nadie. Invirtió muchísimo en defensa y por lo tanto, las fábricas y los soldados estaban al servicio de la nación. Abasteció al pueblo alemán con todo lo que pudo pero el problema del socialismo ataca de nuevo: cuando repartes tanto tienes que pagarlo, si no vendes no hay dinero, por lo tanto imprimes más billetes y viene el monstruo de la inflación. Así es, el pueblo alemán tenía de todo, pero era tan caro que no podía comprarlo y por lo tanto, se inició una regresión. ¿La manera de solucionarlo? Pues ya que se ha invertido en militancia, habrá que sacar a pasear los tanques…

Hitler fue un político que se preocupaba por su pueblo hasta la extenuación y a pesar de que no hizo las cosas de forma correcta y con una ideología identitaria y nacionalista, más de un pueblo quisiera alguien que pensara tanto en ellos como lo hizo él. “Ha vuelto” nos pondrá en la tesitura de rechazar sus ideas a pesar de tener lógica, porque la cabeza que las ha ideado es Hitler y por supuesto, tenemos que estar en contra de él.

¿Pero si tomáramos sus mejores ideas? En un mundo cada vez más globalizado, es difícil mantener el nacionalismo en alza, ya que tu país compra y vende aquello que le sobra o le falta. Un nacionalismo que defienda la utarquía es un peligro para sus habitantes pero claro, es una barrera tan fina que a veces nos la saltamos sin darnos cuenta. Pero con esta película vemos que en muchos momentos estaremos de acuerdo con el dictador más emblemático del siglo XX y nos enseña que al principio nos puede hacer gracia ciertos comentarios, pero la comedia debe de quedar ahí, en comedia. “Ha vuelto” nos enseña que podemos estar de acuerdo pero tenemos que ser consecuentes con nuestras decisiones ya que esas ideas podrían volver y ser igual de discriminatorias que antaño.

 

Entonces… ¿Merece la pena?

Un grandísimo si. Haced el favor de visionarla en VO, ya que el acento de Hitler es bastante conseguido y siendo una película de producción alemana y tomando a Adolf Hitler como protagonista, nos hará más gracia. La podéis encontrar en Netflix y son unas dos horas de diversión y reflexión sobre este personaje tan importante en nuestra cultura contemporánea.

Se despide vuestro analista y está vez muy crítico señor Pinto. Recordad que si os ha gustado podéis darle like, subscribimos y dejar algún comentario. Compartir en las redes sociales es de gran ayuda y si queréis mantener a este escritor, podéis pasaros por mi patreon https://www.patreon.com/criticaspintescas y echarle un vistazo.

¡Nos volveremos a leer!

Un comentario sobre ““Ha vuelto” y la tesitura de amar a Hitler – Análisis y opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s