Análisis al film que traumó de mi infancia – “The Ring” – Película y libro

Nos trasladamos a los años 2000. Ha llovido desde entonces y me doy cuenta que el tiempo pasa y vivo en ese torrente sin posibilidad alguna de escapar. Pero dejando de lado la tristeza que convella ser en este espacio tan grande, os hablaré un momento de un gran trauma de mi infancia. Mis padres no se cortaron nunca de poner una película violenta o de terror delante de mi a pesar de ser pequeño. Jamás había dado indicios de que me afectaran, así que tiraron hacia delante. El problema es cuando encontraron una película que me afecto en gran medida: “The Ring”

Muchos sabremos de que va, pero en aquel momento era una novedad. Ya las primeras escenas me pusieron los pelos de punta y cuando vi aquella cara deformada por culpa de

250px-Vhs_cassette_top
Por si alguien no sabe lo que es, aquí tenemos una cinta VHS. ¿Terrorífica, verdad?

una maldición que se transmitía por una cinta VHS hizo que me cagara de miedo durante varios años. Yo tendría nueve o diez años, pero entendía lo que había visto: por primera vez había comprendido lo que era el terror psicológico. “The Ring” supuso un antes y un después en mi porque entendí que el mal a veces no viene en forma de machetazo o adversario político, a veces viene de mucho más allá de lo que podemos entender.

Hablaré sobretodo de la película americana, ya que es la primera que vi, a pesar de que años más tarde también me lance con “Ringu”, la película asiática y con la novela del mismo nombre, que también hablaré de ella. Hoy, la película que mantuvo a este fan incondicional del terror atado a la idea de la muerte inminente. Hoy, “The Ring” en Criticas Pintescas.

 

Siete… Días…

Nos encontramos ante un prólogo, donde dos jóvenes pasan la noche en casa sin vigilancia alguna. Es el típico inicio de película “slayer”, a la espera de que un asesino brutal y/o despiadado las mate. Pero esta vez es distinto; una de ellas comenta que vio hace una semana una cinta maldita y que moriría en siete días. Da la casualidad de que esa noche se cumple la semana exacta y como no, tras un rato de larga tensión, fallece con una cara que pondría los pelos de punta a cualquiera.

Después de la introducción nos encontramos con una madre soltera y periodista. Cuida de su hijo como puede mientras compagina su trabajo; la película asiática muestra algo totalmente contrario, la madre que se muestra en pantalla es una mujer blanda que recurre a su ex-marido para que le solucione los problemas. Llega a sus manos la cinta maldita y como no, la reproduce. A nosotros cambien nos muestran el contenido de la cinta, cuya falta de lógica, la composición de las escenas, la falta de sonido y los gestos dan pavor, quieras o no. Como es obvio, tras el visionado, es advertida de que morirá en siete días. Tendríamos una aventura por su propia supervivencia si no fuera porque su hijo también ve la cinta un par de días después, metiendo a más gente en el meollo aumentando así la tensión por sobrevivir a la maldición.

giphy (3).gif

Toda la película se basa en intentan comprender el origen de la cinta para entender de donde proviene este hechizo mortal. Nos encontramos en un caso de suicidio en que una joven con ciertos poderes mentales muere bajo una gran tristeza y traslada todo su penar a una cinta VHS. Quien observe su vida a través de sus ojos sufrirá de una maldición que terminara con su vida en siete días.

La protagonista, ayudada por un compañero, descubre todos los hechos acontecidos en torno a la joven que murió, llamada Samara o Sadako. Descubren el pozo donde fue tirada y sospechan que si entierran sus restos la maldición acabará. Todo esto es más o menos similar tanto en la versión estadounidense, asiática y en el libro, pero hay unas sutiles diferencias.

giphy

Al final de la película, vemos como la maldición ataca al joven ayudante, por lo tanto, no han conseguido librarse del todo. Tras analizar el hecho, nuestra protagonista descubre que para sobrevivir a la maldición, debes darle la cinta a otra persona y que la vea. Es imposible destruir la maldición, solo te puedes deshacer de ella.

 

¿Cuanto ha influenciado “The Ring” a la cultura popular?

Esta película se convirtió en un éxito y mucho más tras descubrir que había una pelicular anterior de producción japonesa. Os pongo en contexto: el terror, tanto en los 80’ como en los 90’, estaba muy enlazado al género “slayer” o lo que es lo mismo, el asesino en serie que persigue a sus victimas, con adolescentes sedientos de sexo donde la cerveza y las drogas volaban libremente. “The Ring” supuso un cambio por completo en el paradigma del miedo, ya que pasamos de temerle a un sujeto físico, a una maldición images.jpgimpuesta por algo tan común en aquellos días, el VHS.

En aquella época no había servicios de entretenimiento como Netflix ni HBO, así que el modo de los audiovisuales en el hogar era a través de cintas VHS que se abandonaron tras la llegada del DVD. Podías comprar las cintas, pero lo más común era alquilarlas en un videoclub, la ves ese fin de semana y la devuelves. Imaginaos el temor de poner una cinta de esas y recordar todo lo que hemos visto.¡Alguien que fuera susceptible al miedo y la ansiedad tendría pánico a una simple cinta! Es algo maravilloso.

Veo reminiscencias de esta maravillosa película en “It Follows”, esa maldición imperdonable que te persigue hasta que llega a ti. Ambas comparten temas en común: una maldición que se transmite de unos a otros, para sobrevivir tienes que pasársela a alguien y nunca se sabe cuando puede volver hacía a ti ya que es indestructible. Solo que “The Ring” tiene un factor mucho más interesante: intenta comprender de donde viene esta maldición en vez de querer huir de ella. Nadie puede huir de una maldición de una forma tan simple

¿Qué diferencias hay con el libro? ¿Merece la pena?

Las películas basadas en libro son eso, adaptaciones de una idea llevada a novela. No es exactamente lo mismo que la película, tampoco la versión asiática, pero mantenemos los mismos puntos de terror en común: una maldición la cual no puedes escapar.

En la película americana tenemos de protagonista a una mujer, mientras que en el libro tenemos a un padre de familia. Tenemos que recordar que el autor es un hombre japonés, así que sigue los roles culturales de su nación. Ambos son afectados por la maldición pero en la versión americana la protagonista es quien toma las riendas mientras que su acompañante queda en un segundo plano; en el libro vemos que el

610lyvrrWvL._SX326_BO1,204,203,200_
La maldición es mas tratada como un virus que como un hechizo, un detalle interesante para comprender la idea principal.

compañero es realmente quien toma la iniciativa constantemente, ya que el protagonista es quien porta la maldición y el vehículo de la historia.

La historia de Sadako y Samanta son parecidas, pero es más creíble la japonesa. Ya lo he comentado en mi post sobre “Ju-On: la maldición”; si alguien muere bajo una gran tristeza o ira, sus sentimientos pueden tornarse una maldición. En este caso, la tristeza de Sadako/Samanta se traslada a una cinta VHS, mezclando el folclore japones con la tecnología.

El final me resulta muchísimo más desgarrador en la novela que en el libro. El personaje secundario en el film es quien muere y se da cuenta la protagonista que debe pasar la maldición a otra persona y es la única solución. Que muera un personaje de ese calibre tampoco afecta demasiado, pero en el libro quien muere es el compañero también, pero toma muchísimo más peso. Es quien tiene la sangre fría y se toma esto como un juego, mientras que nuestro protagonista se pone nervioso, llora y se queja. Que muera él y no el protagonista es clave para entristecernos y ver como sale corriendo a casa de sus suegros para ponerle la cinta antes de que muera su familia es clave: acaba de comprender que funciona como un virus y se tiene que transmitir. Los efectos sobre esta enfermedad podrían darse a una escala planetaria y podría ser una gran enfermedad que acabe con la mitad de la humanidad. Mucho más impactante, donde vamos a parar.

Entonces, ¿merece la pena ver la película o leerse el libro?

Estamos ante la irrupción del cine asiático en el mercado europeo y norteamericano. Ver “The Ring” supone parte de la historia del terror en el cine y a pesar de que la película ya tiene alrededor de 20 años, no escasea en recursos para mantenernos atentos a la pantalla y con los nervios crispados.

En referencia al libro, diré que su lectura se disfruta muchísimo. Diría de ver antes la película y luego leer la novela, para admirar las diferencias. Algo que se muestra mejor en las páginas que en la cinta es la ansiedad del protagonista, cuyas últimas cien páginas no te dejarán separarse del libro.

Pero ante todo, estamos ante una gran obra del terror psicológico.

Se despide vuestro analista y está vez muy crítico señor Pinto. Recordad que si os ha gustado podéis darle like, subscribimos y dejar algún comentario. Compartir en las redes sociales es de gran ayuda y si queréis mantener a este escritor, podéis pasaros por mi patreon https://www.patreon.com/criticaspintescas y echarle un vistazo.

¡Nos volveremos a leer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s