“Demian” de Hermann Hesse está sobrevalorado.

Me encontraba navegando por la red como de costumbre cuando encontré un vídeo que a mi pareja le resultó interesante. Era un vídeo de Alvinsch, youtuber dedicado al campo de la música y Danna Alquati, otra youtuber que, siendo sincero, no he visto ningún video suyo y no me llama demasiado el modo en que se comunica.

Hablaban del grupo K-Pop BTS cuyo contenido y música tampoco sería de mi elección en Spotify, pero igualmente, lo vimos. El primero de los vídeos me resulto interesante, ya que hablaban de un libro que resultaba ser muy famoso e importante. Demian de Hermann Hesse es la base, según ellos dos, del grupo sur-coreano, basando tanto la letra de sus canciones como proyectos audiovisuales en este libro.

“Madre mía, que trabajo más bueno” pensé al verlo. Hermann Hesse usó la psicología de Gustav Jung, muy popular en el momento en que se escribió Demian, para tratar a su personaje principal, Sinclair.

¿Pero realmente este libro es tan maravilloso como nos contaban estos dos comunicadores de la mayor plataforma audiovisual del mundo, con varios miles de seguidores? Lo veremos más adelante; primero, vamos a hablar de Demian.

Tal vez el libro para adolescentes más psicológico… ¿O no?

Demian es una novela que bajo mi parecer es bastante corta. Consta de solo 100 páginas y lo ley en un par de tardes sin complicarme la vida. Seguramente vosotros lo haríais en un único día, pero me tomé mi tiempo para que la novela haga poso en mi mente.

Al inicio nos introduce a Sinclair, un joven muchacho muy bien educado y con unos valores religiosos potentes impuesto por sus padres. Aún es joven y se cobija bajo las faldas de su familia, pero todo cambia cuando conoce a un matón llamado Kromer. Este joven abusa del pobre Sinclair ya que le debe unos favores y el abusón se aprovecha de ello, incluso llegando al momento en que obliga a su “esclavo” jurar en vano a Dios, algo muy doloroso para un creyente acérrimo como Sinclair en ese momento.

Todo cambia cuando conoce a Demian, un muchacho de actitudes perfectas, de un bello rostro asexuado y de un agradable perfume que deja por su paso (como dice la misma novela). Este personaje entra y sale de escena cuando conviene, ya que no se queda con Sinclair el resto del tiempo. Tienen conversaciones profundas y filosóficas como solo unos jóvenes saben, hablando sobretodo de los valores morales y la ética de la religión (su mayor debate es en torno a las acciones de Caín y eximir su culpa).

Demian desaparece de la vida de Sinclair y él no para de pensar en su amigo. Es el momento de graduarse y cuando nuestro protagonista comienza unos estudios superiores, como buen adolescente que se precie, cae en los placeres de los vicios. Comienza a beber y fumar cigarrillos a pesar de que no le siente bien, pero necesita esa libertad que le dan las bebidas espirituosas y el aroma del tabaco. Se confiesa que no le gusta esos actos, son auto-destructivos, es la peor época de su vida y no sabéis cuanto enfatiza en echar de menos a su fiel amigo Demian, clamando por su encuentro y que le guie en el camino correcto.

En ese proceso llega a enamorarse de la imagen de una mujer que no conoce su nombre, así que la denomina Beatrice (en relación a La Divina Comedia, de Dante Alighieri) y se obsesiona hasta tal punto que en la imagen llega a ver a su querido amigo Demian. Su camino es incierto y oscuro hasta que conoce a Pistorius, que alrededor de un fuego le explica quien es Abraxas.

Este ente místico es la mezcla perfecta entre Dios y Satanás, uniendo la maldad intrínseca de cada persona con su bondad, así dejando de lado la dicotomía del bien y el mal uniéndolos en un solo concepto, Abraxas. El encanto de la novela consiste en ver estos contrates, como la infancia de Sinclair (mundo de luz) comparado con su vida actual (mundo de sombras). Acepta la palabra de Abraxas con los brazos abiertos ya que su amigo Demian ya le había hablado de esta doctrina moral sin mencionarle el ente que lo representa.

Sinclair deja los malos hábitos y en ese momento vuelve a encontrar a Demian, bello y hermoso tanto por dentro como por fuera, como siempre ha sido. Encuentra su casa y comprende que la imagen de Beatrice corresponde a la madre de Demian, “enamorándose” de ella. Pasa muchísimo tiempo en casa de esa familia extraña, llegando a tener su pequeño paraíso con ellos, pero todo Eden es destruido por un infierno.

La guerra ha estallado y la llamada a las armas obliga a los hombres a marchar de sus hogares y defender su nación sin saber porque de un enemigo que desconocen. Tanto Sinclair como Demian son enviados a la batalla y Sinclair acaba herido; Demian se encuentra a su lado en otra camilla y dándose un beso, Demian se une a Sinclair, dejando claro que su fiel amigo no era más que un reflejo de su mismo.

Este final es sin duda chocante ya que no deja a nadie indiferente. Por lástima, en los videos de los youtubers anteriormente comentados hacen muchos spoilers como yo hago pero oye, no puedo haceros un análisis de un libro sin destriparlo. ¿Queréis un comentario como “Me ha gustado, lo recomiendo” y ya está? Yo no trabajo así.

No lo veo para tanto, la verdad…

Como he dicho antes, Demian es un libro que puede leerse en una sola tarde. Con ello no quiero decir que deba menospreciarse; yo mismo tengo escrito un libro llamado “El médico” que también se lee en una tarde pero también está lleno de contenido.

El problema que tengo es cuando veo las criticas. Todos valoran a Demian como una novela ejemplar, digna de estudio y de su lectura, tildándola de una de las mejores “novelas de formación”. Este concepto es dado a una novela cuyo guión o historia es la transición de un infante a la adultez. No podemos negar que es un cambio más que interesante, lleno de detalles memorables y empatizamos muy bien con sus protagonistas ya que todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos sido jóvenes y estúpidos.

Me identifico mucho en la parte en que Sinclair le da por ver el fondo de las botellas ya que yo mismo también he pasado por esa fase. A día de hoy el alcohol me acompaña en pocas ocasiones, pero tuve mi momento. Es normal que nuestro protagonista llega a la adolescencia pase por este estado pero mientras lo leía pensaba:

¿Para que quiero leer esto, si es la vida de una persona normal?

Sinclair no tiene ninguna particularidad en especial. Es un joven de su tiempo, con una infancia tierna que se destruye en el momento que un joven más espabilado que él abusa de su debilidad. Todos hemos tenido nuestro Kromer en la vida y es una parte que a pesar de ser desagradable, nos ayuda a espabilar siempre que no haya un abuso fuerte. A nosotros no nos parece demasiado intenso, pero si tomamos la época en que fue escrito Demian (década de los años 20’) que un religioso le obligasen a jurar en vano a su dios es muy desagradable.

A pesar de que no lo diga explicitamente, mientras leemos podemos ver como Sinclair está enamorado de Demian sin lugar a dudas. Cada vez que se nombra se crea un aura de divinidad pero no está perfumada de respeto si no con amor, un amor y una pasión muy grande. Pasa todo el tiempo que puede con su amigo de aspecto angelical y asexuado. El mismo Sinclair acaba confesando que Beatrice le agrada ya que tiene un rostro un tanto masculino. No quiero que esto se saque de contexto, no tengo nada en contra de la homosexualidad, cualquiera es libre de vivir su sexualidad como quiera, pero está muy claro que Sinclair está enamorado de su amigo Demian.

Luego pasa por un guía espiritual que no tiene ningún misterio: bebida para embriagarte y distorsionar la realidad acompañado de un pequeño fuego. Combinando estos dos elementos, podemos teorizar de lo que queramos y nos lo vamos a creer, aunque admito que el concepto de Abraxas es sumamente interesante. Después de este momento de reflexión personal a través del espíritu, contacta de nuevo con su amigo y lo demás ya lo hemos comentado.

Cuando terminé Demian pensé que no era para tanto. Un joven criado bajo las faldas de la familia y la religión, un abusón la toma con él y conoce el mundo de las sombras, se deja domar por él y acaba tomando la luz y las sombras, formándose a si mismo. Sería interesante si un psicólogo me explicara los procesos que llevan de la infancia a la adultez pero visto en una novela, me suena más a un diario.

Admitidlo, todos hemos pasado lo mismo que Sinclair. Hemos visto que el mundo es cruel, nos hemos deprimido y nos dio por un vicio y con la adultez superamos eso con mejor o peor resultado. Por lo tanto, ¿para que tengo que leer Demian si es la vida de un joven como yo? No sufre de dificultades que no sean más que un amor frustrado y un abusón en la infancia, además de no saber su lugar en el mundo. Le pagan un buen colegio y le dan la oportunidad de ir a la universidad. ¿Acaso no es un niño adinerado que sufre por no aclararse las ideas?

En El nombre del viento la vida de Kvothe es mucho más interesante, ya que vemos en mayor detalle como el joven tiene que crecer sin una familia y además de superar todos los problemas que tuvo Sinclair, es huérfano y tiene que sobrevivir como puede. Son novelas de tiempos distintos y pertenecen a estilos diferentes, pero al fin y al cabo, la historia es de un joven que crece y nosotros somos los espectadores de ese tiempo. Sinclair lo veo como un niño mimado que no sabe su lugar en el mundo y la vida se le hace cuesta arriba; le ofrecen todas las oportunidades del mundo pero se martiriza a si mismo ya que no es capaz de avanzar sin un guía espiritual que le diga con exactitud lo que debe hacer.

Entonces, lo recomiendas ¿si o no?

Te diría de leerlo ya que al ser tan corto, no perderás más de una tarde o dos en terminarlo. Dicen que es una obra maestra de la novela del siglo XX pero si os digo la verdad, con leeros mi resumen tenemos suficiente.

Abraxas me parece un concepto muy interesante desde el punto de vista de la psicología, esa unión de bien y mal de forma intrínseca, admitiendo que tenemos luz y sombras en nuestro interior y debemos aceptarlo para tener una armonía entre ellos dos y poder ser felices, pero no creo que el resto merezca la pena.

Si queréis leer el diario de un joven adinerado que teniendo todas las oportunidades delante de él no toma ninguna porque su camino es incierto y no es capaz de decidir por si mismo, os invito a leerlo. Si no queréis leer como un joven pierde el sentido por su amigo de la infancia sin saber que está profundamente enamorado de él, os recomiendo leer otra cosa.

Con esta firme declaración, se despide vuestro analista y crítico favorito, Señor Pinto. Recordad que darle like, suscribiros y publicar en vuestras redes sociales es de gran ayuda, ya que podemos ser muchos más los que podemos aprender y debatir sobre literatura y cine. Podéis dejar vuestro comentario acá abajo que contestaré encantado. ¡Nos volveremos a leer!

2 comentarios sobre ““Demian” de Hermann Hesse está sobrevalorado.

  1. Coincido contigo enteramente. Me acabo de leer el libro en unas tres horas aprox. No con esto quiero decir que sea un libro malo, hay muchos relatos buenos que son cortos. Pero he de decir exactamente igual que tú que aparte de la idea de “Abraxas, el bien y el mal” no veo más allá de Demian. Personalmente hubiera preferido que esa idea de Abraxas la hubiese colocado en Siddhartha como el camino del tao (igual, el bien y el mal, el equilibrio). A mi perspectiva quedaría mejor, además de hacer un poco más larga Siddhartha. Los personajes en Siddhartha tienen una evolución mucho más clara y mejor contada que en Demian.

    El libro me deja con un mal sabor de boca (crítico a la novela más no a Hesse, ya que me gustan otras obras suyas). Personalmente porque muchas personas cerca de mi círculo social y lo que se comenta en redes (buscando así como tú al ver el video de Alvinsch) la colocan como algo más de culto. Sinceramente no consideraría esta novela un clásico de la literatura. En su lugar prefiero a Siddhartha. Un saludo y gracias por tu post.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s