“Ju-On” y como mantener la tensión durante toda la película

Por lo general cuando hablo de cine de terror me refiero siempre al cine estadounidense, películas de productoras enormes cuyas obras son objeto de consumo rápido y no queda demasiado tiempo en la memoria de la gente. El terror actual está en decadencia a mi parecer, pero solo comento las producciones norteamericanas.

Hoy hablaremos de una película icónica del cine de terror japones. Sus secuelas son bastante malas, ofreciéndonos tropocientasmil versiones de la misma idea porque la obra que construyó ese universo asustó a la gente hasta limites insospechados. Ju-On, la maldición, dirigida por Takashi Shimizu, nos cuenta el origen de una horrible maldición que nos angustiará tanto que miraremos todas las esquinas de la casa con tal de que nada habite en nuestro hogar…

Por favor, que mi casa no tenga una maldición como esa…

La premisa que nos trae Ju-On no es demasiado compleja pero el montaje hizo que se complicara un poco para tener atento al espectador. La casa está maldita y aún no sabemos porque ya que la película se muestra en varios fragmentos salteados en el tiempo.

Ju-On no es mucho más que eso, una serie de cortos muy entretenidos que no llega a la hora y media de duración con una tensión bastante potente, pero… ¿De qué trata? He hablado de algunas situaciones pero no el porqué de todo ello. Para ello, vamos a hablar de la última parte; el último corto es la muerte de los sujetos que nos aterrorizan en pantalla. Su muerte es llevada a cabo por el hombre de la casa, asesinando cruelmente a la esposa e hijo. En Japón tienen una leyenda cuyo significado viene a decir: si alguien muere en un lugar bajo la fuerte influencia de la ira o el miedo, su espíritu queda atrapado en la zona y se manifiesta.

3248118848_1_3_lJEbHRBi.gif

El cine asiático se caracteriza por ser mucho más psicológico que la carnicería que nos muestra el cine de occidente. Dividida en varios fragmentos hace que no nos encariñemos demasiado con los personajes protagonistas pero si podemos palpar en el ambiente la tensión de la escena. Hay cortos dentro de Ju-On que son tensos desde el inicio y lo peor de todo ya que lo tengo que admitir…

¡Me obligó a apartar la cara de la pantalla!

He visto muchísimo cine de terror y jamás me he sentido tan vulnerable. Luego, el terror que se mostraba tampoco era para tanto, pero diez minutos casi de pura tensión hace que cualquier espíritu se doblegue ante la presión. Escenas espeluznantes como el móvil con “44444444” cuesta de entender a un occidental (“4” se dice muy similar a “muerte” en japonés, recurso muy usado en el cine), pero si tras bajar a un sótano te llega un mensaje diciendo que vas a morir, te acojonas.

Otra escena memorable y ya una imagen clásica del cine de terror es el niño pálido y la mujer bajando por las escaleras, retorciéndose de dolor y mirando fijamente a la cámara y por ende, al espectador. Mi pareja estaba fuera mientras yo veía solo esa escena en casa y cuando entró, ella muy aprensiva, le dije que no mirara. Me contestó que como no la había visto, no entendía el contexto, por lo tanto no tenía miedo.

Eso me hizo pensar con seriedad…

¿Ju-On es buena o mala película?

Cuando mi pareja me dijo que no se iba a asustar por ver la escena más impactante a pesar de ser bastante asustadiza me hizo pensar con seriedad. Esa escena era terrorífica, tanto que se ha llevado una versión norte-americana e imitó la misma parte ya que es de lo mejor de la película. ¿Por qué no le dio miedo?

Yo comencé con un bol de palomitas y dispuesto a pasar miedo, mientras ella estaba fuera. Al llegar, yo estaba ambientado por completo en la atmósfera de Ju-On, asfixiante y siempre atento de que no te asustes con facilidad. Comprendí aquella misma noche que si hubiera llegado y se asustará no hubiera merecido la pena ni siquiera esta reseña.

81a72e2cc316b7e75eac93ed138204d0

Una buena obra te obliga a participar en ese universo tan personal que se crea. Matrix no sería lo que es sin esa escena de color verde o azul, los trajes negros y las gafas de sol. Una buena película de terror te mete en la historia y a base de picos te aterroriza, ya que si nos mantiene angustiados desde el inicio nos asustamos.

Ju-On no es la mejor película de terror que he visto, pero si es digna de ver porque te mantiene atento. Si cualquiera que pasa por alrededor se pega un susto es porque este es sencillo y burdo, como un screamers de muchas obras actuales como La Monja o cualquiera de la saga de The Conjuring; de repente ves que algo se mueve, alzas la vista y pueden pasar dos cosas: que no se vea a nadie y pienses “¿DONDE COJONES ESTÁ?” o que te pongan una cara muy fea en primer plano y pegues un brinco, saltando por los aires todas las palomitas y mires a tu compañero y digas: qué miedo da, ¿no?

Ahora tú eliges como asustarte.

tenor

Se despide vuestro critico favorito, el Señor Pinto. Esta critica es un poco más corta pero en el momento de escribirla llevo muchas horas de trabajo a la espalda y me siento algo cansado y fatigado por el exceso de horas. Espero que os interese tanto como a mi poder leer esto y recordad dadle un like, suscribiros y compartir en vuestras redes sociales, ya que es de gran ayuda. Nos volveremos a leer muy pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s