Cuando Jim Carrey supera los límites del drama – #Kidding 2018

Hace mucho que no escuchaba el nombre del actor que me acompañó durante mi infancia. Mi familia estaban hartos de ver La máscara o Ace Ventura: detective de mascotas pero yo, como buen niño, me veía las películas un millón de veces hasta que MV5BZmU5YmIzMWQtNTRmYS00NWFmLWFkODctYTAzYjQ5ODM1ODllXkEyXkFqcGdeQXVyMTMxODk2OTU@._V1_.jpgme cansara y encontrara otra cosa. Con el paso del tiempo, descubrí que el payasete de mi infancia era capaz de tener papeles dramáticos tan serios como El show de Truman y El número 23. Lo siento queridos lectores, soy de esas personas que les gustó el film de Joel Schumacher, lo encontré interesante y con una correctisima interpretación del canadiense.

Pero por vicisitudes del destino, Jim Carrey desapareció del mapa. Lo último que escuché del hombre que me hizo reír en mi niñez era la acusación de asesinato de su pareja, a pesar de que hubiesen confirmado el suicidio de esta. El actor canadiense es un actor de método; interioriza por completo el papel y asume las consecuencias de todo lo que ocurra durante el rodaje porque ser actor no es fácil. Eso ha provocado que en muchos momentos Jim Carrey dude de su propia personalidad, creyéndose ser otra persona durante mucho tiempo. Los palos de la vida le han llevado a una situación donde nadie confiaba en él y ello le ha llevado a una depresión, la cual debe hablar para liberarse

Después de bastante tiempo desaparecido de la escena, este magnifico actor vuelve con una serie que derrocha dramas desde el primer momento. En esta ocasión, podremos verle interpretar a Jeff Pickles, el hombre más bueno del mundo.

La muerte debería enseñarse a los niños como una fase de la vida

Kidding comienza con un fatídico accidente de coche donde la familia de Jeff se ve implicada, así muriendo uno de sus hijos. Este era el niño perfecto: hermoso, responsable, buen estudiante, volvía locas a las chicas… En cambio, su hermano es todo lo contrario. Pero tras su muerte, toda la familia se ve seriamente afectada.

Jeff Pickles no puede sobrellevar la carga del trabajo. Podría tomarse un descanso, pero le es imposible: es la imagen del programa infantil más exitoso del mundo. Jeff ha enseñado todo lo que puede enseñarse a los niños por más de treinta años, siendo su padre el director del negocio y su hermana quien crea los muñecos para el programa. En el negocio familiar todos entienden a Jeff como el pilar de su creación, pero ahora ese pilar se tambalea porque no encuentra ninguna estabilidad en su vida.

Además de la muerte de su hijo, Jeff es recién divorciado y ya no le queda nada en la vida. Un hombre adulto intentaría asumir todos estos hechos y de un modo y otro intentaría llevarlo adelante, pero Jeff es alguien especial. En ningún momento dicen que sea “especial” pero si podemos intuir nosotros que se trata de un niño grande. El Sr. Pickles y Jeff son prácticamente la misma persona: alguien bueno, que dona el dinero que haga falta, invierte su tiempo en tu bienestar y constantemente vigila que la vida de los demás seas lo más feliz posible.

Nueva imagen de mapa de bits (2)

Le cuesta asumir el divorcio y compra la casa vecina a la de su familia para poder ver lo que hacen y tenerlos cerca, pero las cosas se complican cuando ve a su mujer besándose con otro hombre. Ella avanza en su vida pero Jeff quiere mantener lo que no tiene. Su mismo padre le dice que escoja entre alguna fan y que tenga una cita con ella; no es necesario el sexo si no quiere, pero lo que debe hacer es conocer otra mujer para dejar de pensar en Jill, su ex-mujer.

Al final se decide por una mujer que poco le queda de vida por culpa de un cáncer terminal. Aún así, Jeff es feliz a su lado y comienza a reconciliarse con su antigua familia en un intento de no alejarlos por su extraño afecto. Su padre, a la vista de que necesitaría a un nuevo Sr. Pickles, quería sustituir a su hijo después de un espectáculo sobre hielo para ceder los derechos a una serie de dibujos. Con la maravillosa recuperación de Jeff al mejorar su vida amorosa se lo replantea, pero todo tiene un final.

La joven sale de la consulta del médico alegre ya que su cáncer remite. En una comida familiar habla de hacer un viaje y toda la familia se apunta, a pesar de que quería advertirles que lo haría ella sola; dijo que amaba a Jeff pero ahora que se está curando, tal vez no sea el hombre de su vida. Él, que había creado un muñeco en su honor para declararlo personaje oficial de su serie, está abatido pues ahora debe ver el recuerdo de esa mujer en su propia obra.

A lo largo de la serie veremos como Jeff cae cada vez más profundo, pero estira el cuello para coger aire y decir que todo va bien. Un batacazo tras otro lo deberían de sumir en una depresión, pero se esfuerza en no caer. Jeff es una parte de sí, pero lo que ven los demás es el Sr. Pickles. Él es pura bondad, ayuda al prójimo y siempre tiene un buen consejo que darte. ¿Pero quién ayuda al Sr. Pickles? Nadie, es un ente aparte del resto de la humanidad y debe solucionar sus problemas sin ayuda, por no querer deprimir al resto del mundo.

Su ex-novia acaba llamándole y él acaba diciendo que pagará cualquier gasto que tenga durante su viaje. Ella se lo agradece pero al colgar, Jeff entra en un estado de locura en el que destroza por completo el despacho de su padre. Quiere cuidar de todos pero es incapaz de cuidarse a si mismo. Todo su mundo se desmorona y no puede hacer nada excepto observar como cae a pedazos. No quisiera contar los últimos segundos de la serie, que son impactantes a morir, deseando que se estrene la segunda temporada, pero lo que esta serie nos trae es calidad en todos sus aspectos.

Nueva imagen de mapa de bits (3)
Jeff en un momento de locura total por no poder llevar sus baches en la vida.

Sé muy bien lo que pasa cuando caigo por la cascada, pero jamás he descubierto como volver…

El elenco para Kidding está muy bien escogido, teniendo mucha química todos entre todos y porque no decirlo, eso conlleva a la buena relación y a la comedia. A pesar de ser un autentico drama de serie, se permite tener momentos cómicos con prácticamente todos los personajes. Para aquellos que la han visto, no me diréis que es sorprendente la habilidad de Pickles-san (el aprendiz de Pickles asiático) con las marionetas…

La ex-mujer pasa a ser una persona odiosa a ser una más a través de su correcta interpretación, donde al principio era el motivo principal de odio al no comprender a Jeff pero luego nos encariñamos con ella porque quiere a su ex-marido, aunque ya no sienta pasión por él. El hijo tiene su trama aparte, intentando superar la muerte de su hermano pero aún peor, intentar desbancarse de lo que fue y querer ser alguien por si mismo, llegando a tener amigos poco convenientes que le enseñan a fumar marihuana.

Tanto el padre de Jeff como su hermana también son elementos importantes. El padre actúa como catalizador de cualquier situación a partir de que su hijo encuentra pareja, hasta entonces era un referente malvado por querer terminar con la serie del Sr.Pickles. Su hermana pasa también por un momento difícil en su vida al descubrir que su marido es homosexual y le engaña con el profesor de piano de su hija.

Desde el primer minuto de la serie entramos en un drama familiar que no tiene fin cercano. Todos van a tener que superar duros momentos que no van a ser nada sencillos y a pesar de que en algunos momentos subes, luego la caída es más dolorosa.

kidding-jimcarrey-closeup-tears-700x333

La post-producción de Kidding debería enseñarse en las academias porque es sumamente precisa. Ningún fragmento de capítulo escapa a la trama, además de que tenemos algunos saltos temporales que están perfectamente situados para que a pesar de que ocurran en distintos episodios, lo recordamos y nos mantiene atentos a la pantalla. La música suena tierna e infantil casi siempre ya que Jeff Pickles es el protagonista de esta maravillosa serie que nos replantea muchísimas cosas.

Jeff Pickles abandona su niño interior y deja paso a un hombre.

Como he recordado en varios momentos, todos los personajes tienen relación con el protagonista. Este es un niño grande que con su bondad y dinero intenta ayudar a todos cuanto pueda. Él será el personaje que más sufra sin duda porque sigue siendo un niño grande. Jim Carrey pone mucho de su parte en esta serie, posiblemente escudando sus sentimientos en Jeff. Dicen que una vez que la cámara le enfoca, Jim se pierde en su subconsciente y habla el personaje; si el personaje de Jeff sufre tanto después de los duros varapalos que la ha dado la vida últimamente al actor canadiense, tal vez nos hable de su dolor en Kidding.

180905-fallon-kidding-tease_feam4d
A pesar de su tono infantil, Jeff Pickles tiene mucho que enseñarnos a los adultos.

La pasión de Jim en su actuación nos pondrá los pelos de punta a través de su cuerpo y cara. Todos lo conocemos, es el hombre de los mil gestos, uno de los pocos elegidos para imitar la cara de Clint Eastwood, pero es mucho más que eso. Tanto Jeff como Jim son muy parecidos: si lo ves por la calle lo tomaras por alguien chistoso y cómico, pero jamás ven a la persona que hay en su interior. Quieren amar a todos pero eso tiene un alto precio: tu propia vida personal. En esta temporada vemos como el niño debe dejar paso al adulto porque si no, la vida se le va a venir muy encima y es algo que como Sr.Pickles, no puede hacer a todos los niños del mundo.

Desde este post, te deseo que te recuperes pronto, viejo amigo.

Se despide vuestro analista y crítico favorito. Sería de gran ayuda que compartierais esta entrada en vuestras redes sociales y le dierais un gran like. Nos volveremos a leer pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s