Primer análisis del año – El Nombre del Viento

“Espera, que parece que la trama sube… Oh no, es otro capitulo de rellenuto

Esta frase la he repetido varias veces a medida que caminaba a través de los ojos de Kvothe por los pasillos y patios de la universidad. Y es que Patrick Rothfuss sabe lo que es pasear por la universidad. Patrick era un jovencito confuso que se pasó siete años en la universidad en nueve carreras distintas. No llegó a pasar de curso en ninguno de sus intentos, pero es cierto que aprendió un poco de todo aquello que le llamaba la atención. Tras estos años su familia le presionó (y menos mal) para que estudiara y terminara la carrera de filología inglesa. Pero Patrick Rothfuss no es conocido por ser el repetidor con más edad de tu curso, si no por haber escrito “El nombre del viento”.

Este es el primer titulo de una saga que se titula “La crónica del asesino de reyes”. Como no, es una saga inconclusa (parece que estudió en la misma universidad de George Martin) que consta de tres volúmenes, dos de ellos publicados. Su fama se elevó como la espuma de una cerveza mal servida, desbordándose de una manera que todo el mundo,

51nrxbvh5il._sx327_bo1,204,203,200_
Portada del libro por la editorial “Debolsillo”.

como mínimo, ha oído hablar del titulo. Se ha llegado a comparar con “El señor de los anillos”, el titulo más preciado por la literatura fantástica. He de decir que al coger el libro con las dos manos intentando que no se me cayera a temor de perder un pie, pensé que leer otra aventura tan épica pero densa me resultaría algo fastidioso (a pesar de que solo haya leído el primer volumen de la obra de Tolkien)

Mi pareja fue la que me insistió en que leyera como mínimo el primer titulo, a la espera de que me gustara la saga para entregarme la siguiente parte aun más grande y como buen lector que me autodenomino, le hice caso y me sumergí en la lectura a pesar de saber que es una saga inconclusa. Podré aguantar la espera, le dije, pues si soy fan de “Berserk” un par de años no es nada comparado con las interrupciones entre volumen y volumen.

“El nombre del viento” comienza con el protagonista bajo grandes misterios. Se hace llamar Kote o Reshi, pero se puede intuir que el es el magnifico Kvothe del que hablan las leyendas. Un cronista llega apenas sin nada a causa de un atraco, acabando por residir durante tres días por la exigencia de Kvothe que le obliga a estar ahí escribiendo sus memorias.

Comienza hablando de su tierna infancia que todo el mundo envidia. A mi parecer, Los Edena Ruh (etnia discriminada a la que pertenece Kvothe) tiene ciertas similitudes con los gitanos de la Edad Media: actuaban en sus propios teatros y cantaban sonatas a medida de pueblo itinerante para ganarse la vida. Es hijo del patrón de la troupe, un gran padre al que admirar y una tierna madre que todos quisiéramos tener. Viven prácticamente en la naturaleza, y todos se llevan bien, no hay molestias entre nadie y todos cumplen su función dentro de hermandad sin causas ningún problema mientras Kvothe aprende a cantar, actuar y sobretodo, a tocar el laúd por parte de su padre.

Acaban acogiendo a Ben, el mago. Entonces comienza una parte muy interesante para aquellos aficionados a la fantasía. Bajo mi opinión, me gusta ver que un mundo fuera de la cruda realidad donde habitamos haya gente que pueda aprender como se estructura los cimientos de una magia que nosotros no somos capaces de comprender.

Kvothe aprende todo tipo de cosas por parte de Ben, ya que tiene un talento innato para asimilar conceptos y aplicarlos. Tras un pequeño suceso que casi le cuesta la vida a nuestro protagonista, Ben comprende que las capacidades de el niño son muy superiores para la media de su edad y comenta a sus padres que tal vez su hijo debería ir a La Universidad, donde se le enseñaría magia.

carlos_prado_carromato
Montaje por parte de un fan en esta primera etapa del libro.

Pero llega el punto de inflexión de cualquier novela fantástica, la muerte de sus padres. Se hace uso del truco más simple para dar una motivación al protagonista: la muerte de unos familiares o seres queridos para que ocurra una venganza. A uno le da tiempo a encariñarse con los personajes que habitan en la troupe, pero hablaremos más tarde de esto.

Kvothe, traumado de por vida por la extraña muerte de su familia, toca el laúd en el bosque largo tiempo hasta que se le rompen las cuerdas. Podrías pensar que es una parte aburrida, pero es realidad es una maravilla, un autentico ejercicio de imaginación y empata. La poesía de la escena es tal que puedes ver al pobre huérfano tocando con las cuerdas que le queden, intentando no pensar en lo ocurrido para así olvidarlo.

Pero no se puede pasar la vida tocando en el bosque como si de un ser mitológico se tratara, es la vida de alguien que se volvió una leyenda. Acaba aterrizando en Tarbean, una ciudad costera enorme dividía en barrio rico y barrio pobre; acabará vagabundeando sin ton si son durante tres años. Es una parte sumamente interesante en mi opinión, pues podemos entender la economía que se usa, que precio tienen las cosas y puestos en sus ojos, sufres igual que él por tener la bolsa más vacía que el estomago, si es posible. Se le rompe el laúd, esta solo e indefenso en las calles de una ciudad hostil y tiene enemigos que lo buscan. Sin duda, Kvothe esta metido en un lio del que es muy difícil escapar.

Hasta que un día tiene suficiente dinero para asearse y VOILÀ! se da cuenta de que realmente bajo el aspecto de vagabundo podría pasar por un noble. Usando una triquiñuela, engaña a un sastre diciéndole que es un niño rico que le han robado la ropa y que le hagan una nueva a medida. En un alarde de teatralidad, consigue lo que quiere y con el poco dinero que tiene, consigue escapar de la ciudad (así acabando con la parte más interesante y comenzando un arco que a mi parecer, está caracterizado por la rutina).

En el viaje, conoce el personaje que sólo tienes dos modos de afrontar su actitud: o te encanta o lo odias. Denna, una joven monísima de la cual Kvothe queda prendado desde un primer momento. Llega a la universidad y tras mostrar lo que es capaz de hacer ante los profesores que actúan de jurado consigue entrar ¡y consigue dinero incluso! Algo insólito, pero esta presente el hecho de que puedan hacerlo si tu talento les impresiona, cosa que ocurre en algunos profesores.

jon_foster_01
Fanart de “El nombre del viento” que no sabría situar en que parte, pero no podemos negar que es una imagen bellísima…

Kvothe llegá a La Universidad siendo un muchacho, el primer hito de su fascinante historia. Se empieza a forjar la leyenda y nosotros nos sentimos tan satisfechos a través de él que no puedes darte cuenta de cuanto has leído sin apenas darte cuenta. En su primer día demuestra ante un profesor (que no siente simpatía por él) lo que aprendió gracias a Ben ante los alumnos del aula, quedando todos maravillados por su dominio de la magia. Otro hito a contar en la leyenda que carga su nombre, el muchacho que rompió los esquemas en su primer día de estudiante. Y a partir de aquí, muchos de los que me recomendaron el libro y yo tenemos la misma critica: la novela se estanca.

Entramos en una espiral en que tiene que pagar material de estudio y la matricula de la universidad cada dos meses, pidiendo dinero a una prestamista que al fin y al cabo, también le coges cariño porqué en realidad no es mala persona. Tiene “amistades” dentro de las aulas, pero no son muy destacables. Profesores que te tienen que gustar a la fuerza por su simpatía camuflada bajo las peticiones típicas de su profesión. Tendrá un compañera que sera su temible enemigo, Ambrose, un niño pijo que no le soporta porque el argumento lo exige. Y así muchos detalles, en que su vida consiste otra vez en buscar dinero para pagar las clases y poder mantenerse sin una fuente de ingresos estable.

Pero si no te gusta el ciclo que toma el libro, no te preocupes porqué se va a volver una espiral que no terminará nunca tras la aparición de Denna otra vez.

Así es, la chica amada por nuestro protagonista vuelve a aparecer, pero del brazo de otro hombre. Ahí te das cuenta que ella siente cariño por Kvothe, pero este no es correspondido de la misma manera. Y entramos de lleno haciendo una pirueta en el aire en las calmadas aguas de la monotonía, o el Rellenuto. Este concepto esta nombrado en honor al anime “Naruto” cuyos capítulos de relleno ocurren historias autoconclusivas en muchas ocasiones que nada tienen que ver en relación con la historia principal, osease, que te los puedes saltar y podrás enterarte de la trama casi sin ningún problema.

Tras una buena parte del libro que huele a gris, Patrick rompe esa “tranquilidad” de la que goza el lector para ponernos de nuevo en alerta. e escuchan rumores que a cien kilómetros de ahí, ha ocurrido un asesinato de un modo similar a los padres de Kvothe. Nuestro protagonista, arriesgándolo todo parte hacía su destino, tal como esta escrito en los apuntes del creador. Allí, como no, se encuentra a Denna de nuevo. Y aquello que creías que se convertiría en una aventura de fantasía de capa y espada se vuelve otro arco en que todo avance con lentitud. Con Denna, descubre que lo que esta causando tanto revuelo es un dragón intoxicado por la savia de un árbol que se destila para crear una especie de “heroína”. Un dragón escupe fuego de llamaradas azules contra un muchacho que esta en el primer año de clases mágicas y una chiquilla… Comienza una parte interesante.

450_1000
Escena donde aparece por primera vez el dragón.

Kvothe prepara una trampa. Intentará drogar en exceso al dragón provocándole una sobredosis y tal vez así muera. La verdad es que no es un mal plan, pero tanto el protagonista como el lector sospechan de su efectividad. El dragón corre drogado hasta las cejas hacía el poblado en pos de que se propague el caos, pero el señor Rothfuss nos corta el rollo acabando con este ser increíblemente poderoso en un sólo capitulo. Terminar con un ser mitológico de una manera tan efectiva e improvista en un sólo capitulo deja un extraño sabor de boca, ya que si miramos cuantos capítulos tiene la novela vemos tiene más de noventa.

Se recupera de sus heridas y parte de nuevo a La Universidad, con menos dinero del que partió y sin su amada. Pero al volver, el escritor nos deja entrever que en esta pequeña aventura nuestro protagonista esta creciendo, que parece más mayor. No nos damos cuenta, pero Kvothe esta creciendo. Hemos leído sus hechos, pero no le podemos ver crecer, y a pesar de ser un mero detalle, el señor Rothfuss hace hincapié para que veas como pasa el tiempo.

Vuelve a la universidad, y en un descuido poco propio de una persona que ha vivido en las calles, deja su laúd sin vigilancia y abierta su funda para el disfrute del personal. Ambrose, su mortal enemigo lo coge y sin querer lo rompe. Entonces, Kvothe en un estado de enfado y trauma por un descuido suyo, consigue llamar al viento. Sin control ninguno sobre esta acción, levanta algunos compañeros del suelo y golpea a Ambrose. Kvothe será expulsado de La Universidad por hacer uso de la magia contra la gente.

Pero a pesar de que las frases en que resume Kvothe su vida al principio del libro, esperas que es expulsado esta vez de verdad y comience una nueva aventura en el próximo volumen. Pero no es así. Es más, es premiado a ascender de categoría y que el profesor que conoce el nombre de las cosas le tome como tutor. Un claro ejemplo de que a pesar de incumplir las normas, el protagonista saldrá impune porqué así esta escrito. Y tendremos que leernos la siguiente parte, a espera de que saqué la trama final en 2019, en teoría.

Este sería un resumen con spoiler para aquellos que han leído “El nombre del viento”. Sin duda estamos ante un bello libro con una bella escritura, se nota el empeño que Patrick Rothfuss le puso en que fuera de una lectura agradable. Recuerdo que cuando lo estuve leyendo en las noches de verano podía merendarme casi cien hojas en una noche y sin tener que ver los primeros rayos de sol. Pero… ¿Eso es bueno?

Realmente seguía leyendo hasta altas horas de la madrugada a la espera de que algo pasara. A veces cerraba el libro con la sensación de haber leído, pero no se el qué. Tal vez el diario de un joven que le ocurren las típicas situaciones de un adolescente mezcladas con los esfuerzos de un adulto para mantenerse en La Universidad, pero no me era suficiente, porqué a pesar de que Kvothe lo pase mal, la sensación que deja es que es perfecto. Cierto que es un patán con las mujeres y aun tiene que aprender muchas cosas pero no nos vamos a engañar, nos encantaría poder tocar a guitarra como la toca él, hablar como lo hace él, tener su agilidad, su don de gentes, la habilidad sobrehumana de entender la magia, su suerte…

Como dije anteriormente, “El nombre del viento” fue comparado con “El señor de los anillos”. Si vemos a los dos protagonistas en comparación, Frodo a pesar de no ser más que una carga para Sam, es el portador del Anillo Único, un objeto que si cae en manos erróneas se desatará el mal en el mundo que conocemos y se iniciará el fin de las cosas. Kvothe es sólo un niño que han matado a su familia (no quiero banalizar con la muerte de los seres queridos) y que aprende a vivir de la calle; es buen actor, se gana la vida en una posada tocando canciones típicas, es herrero, poeta… A todos nos encantaría ser Kvothe y desearíamos no ser Frodo, pero sabemos que cada paso que este da nos lleva a los fuegos del destino mientras que Kvothe… Bueno, se pierde un poco por las maravillas de la adolescencia.

Otro detalle a mencionar sería que echo en falta detalles sobre la magia que compone el mundo. Se usa la alquimia y la herrería como en muchos otras novelas de fantasía y sabemos que hay un vinculo entre todos los objetos de este mundo, tal como nos enseña nuestro protagonista en su primer día de clase pero… ¿Ya esta? Todos sabemos como funciona la magia en Harry Potter, comprendemos que en la Tierra Media la magia es exclusiva de ciertos seres místicos o que en videojuegos de rol tienes que entrenar o aprender hechizos. En “El nombre del viento” la magia acaba siendo algo secundario para centrarse más en el personaje y como estabilizarse en La Universidad a pesar de que cada dos por tres esta en riesgo de expulsión y se nos olvida algo importante… El motivo por el cual esta allí.

El trauma de su familia es la motivación que le llevara por senderos llenos de peligros. Conocer quienes fueron los asesinos es la base de esta saga pero cuando Kvothe entra en La Universidad, se le prohíbe la entrada a la biblioteca donde hay algo sobre los asesinos. En vez de crear una minisaga donde debe de algún modo entrar en la biblioteca para robar el libro, o algún pasadizo secreto donde no tener que robarlos, pero si leerlos por la noche por ejemplo, nos tenemos que comer más de la mitad del libro leyendo los suspiros exhalados en vano por el corazón de Denna.

Y es que Denna… Joder con Denna. Tal como he dicho antes, es un personaje que debes amar u odiar. Yo, en lo personal, digo que se muera. Si eres alguien que puede sentir

c_op8-pumaadkec
Supuesta imagen de la belleza de Denna.

atracción sexual o sentimental hacia una mujer, te darás cuenta que es una femme fatale. Suspira, y la habitación se queda sin aire, pestañea y tu pulso se acelera, se humedece los labios frente a ti y las conexiones neuronales empiezan a chisporrotear. Esta claro que es una mujer atractiva que todos y todas caeríamos a sus pies… Si no conociéramos el amor lo suficiente. No digo que Denna no pueda sentir cariño y afecto hacía Kvothe, pero quienes hemos conocido minimamente el arte de la seducción, sabemos que es una mujer que si no cazas al vuelo, otro pájaro acabará en su nido.

Tal vez sea un quejica, viendo demasiados fallos a una novela, que sinceramente recomendaría. Pero a cierto publico, en concreto al juvenil. Si tienes a alguien querido que esta pasando por la adolescencia, ve rápidamente a tu estante y prestale este libro. O ve a una librería y compráselo, pero te lo agradecerá con el tiempo. Su lectura es placentera como un paseo en barca sobre aguas tranquilas y el personaje es carismático te guste o no. Para alguien que ya haya paseado por muchos universos de fantasía, “El nombre del viento” se le quedará escaso a pesar del volumen de la obra, pero para alguien que quiere iniciarse, sin duda se lo pasará genial.

Hasta que termine el primer volumen… Inicie y termine el segundo… ¡y tenga que esperar a que el señor Rothfuss se le acabe el dinero para que termine de una maldita vez el tercer volumen!

Se despide con todo el cariño que os puede procesara vuestro Pinto favorito. Espero que os haya gustado la critica y análisis y si tenéis alguna duda o deciros que os ha parecido podéis hacerlo dejando un comentario en la caja de abajo. ¡Nos volveremos a leer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s