Crítica y analisis a “It Follows”

Y a través de otra tarde de fin de semana lejos de la ciudad, tal como a mi me gusta, decidí invertir el día haciendo una maratón de películas sin hilo ninguno, unicamente por el disfrute que conlleva el cine. Al parecer, y digo al parecer, le debo a mi pareja más de una película de Pixar/Disney y vimos aquellas películas que me faltaban desde que desembarque en una isla desierta, olvidándome que la compañía existe. Yo era feliz alejándome del consumismo que el bueno de Mickey Mouse me obliga a digerir con una animación cada vez más espectacular, pero como buen ermitaño, he descendido de la montaña y ahora contemplo al mundo con ojos críticos.

Después de ver “Inside Out” y “Rompe Ralph” (gustándome infinitamente mucho más la primera que la segunda), tomé el timón de las películas piratas y decidí poner rumbo a Terrorvilla, concretamente a la avenida “It Follows”. La critica la condujo a una de las mejores películas de la década, tal como hicieron con “Hereditary” la cual ya he analizado y criticado duramente. Como no, me dispuse a verla y digamos que tengo muchos puntos para comentar de esta película tan “especial”.

“It Follows” se presenta con un grupo de adolescentes cuya protagonista, Jay (interpretada por la novel Maika Monroe) tiene una cita con un muchacho. Este se comporta de forma extraña, pero Jay acaba por irse con a la parte de atrás de su coche para hacer cositas de adolescentes como solo se puede hacer en un film de terror. El muchacho la duerme y la ata a una silla de ruedas, aumentando exponencialmente la tensión para que él le explique las reglas de la maldición de la que es portadora. Las reglas son sencillas: estas maldita, tienes que acostarte con otra persona para transmitirla si no “eso” te perseguirá lentamente pero sin pausa. No hay manera de librarse; si el portador muere la maldición ira a quien lo paso y así repetidamente.

Nueva imagen de mapa de bits (4)
Maika Monroe confusa tras verte atada después y no antes del sexo

La premisa es bastante buena: una maldición convertida en una ETS. La película no goza de gran originalidad en ese concepto pero si en el objeto que la porta, clavando una astilla en la memoria de adolescentes que tomen el don de su sexualidad en vano con cualquiera sin protección. O eso he entendido yo, ya que no lo dejan muy claro. Continuemos.

“Eso” cambia de forma, puede ser desde una anciana terrorífica, a una chica terrorífica, a un gigante que no cabe por la puerta que, como no, también es terrorífico. Sus amigos la intentan ayudar, llevándosela a un lago para que descanse, pero la maldición es lenta pero firme y acaba por agarrarla y teniendo que huir de nuevo. En la huida, ella tiene un accidente y sus amigos descansan con ella. El guapo del grupo decide hacerse el machote acostándose con ella y así librándola de la maldición, ya que estando en el hospital poco va a huir. O eso me gustaría haber podido escuchar, ya que tampoco lo dejan claro.

Otro de sus amigos tiene envidia de el guapo del grupo, ya que esta enamorado de Jay desde que le diste play al filme. Jay observa ya en casa como la maldición va a atacar al chico guapo y así es. Ella, afectada por la muerte de una nueva amistad, vuelve a huir a la playa donde ve a unos chicos en un bote. Suponemos por los actos y circunstancias que ella decide meterse en el agua para ir al bote y acostarse con los tres chicos, pero de nuevo el film no nos deja claro que ha pasado.

Todos están cansados, incluido el espectador, así que deciden tender una trampa a la maldición. Jay se quedará flotando en la piscina municipal y cuando “eso” entre en el agua para atraparla lo electrocutaran. Todo queda en unas ridículas escenas en que nadie excepto Jay puede ver al espíritu que la persigue y su amigo dispara a tientas, dándole en la pierna a una de las amigas. El chico consigue acertarle un par de veces, creando unos salpicones de sangre muy fáciles de explicar a la policía cuando venga. Al final vemos como un gran charco de sangre pigmenta el agua de al piscina, diciendo al espectador que han acabado con todo. Jay agradece a su amigo del alma que le haya salvado la vida pasándole la maldición con un casquete. Gran premio para el amigo que hasta ahora, solo veías como un amigo. La ambigüedad queda en el ambiente cuando los ves paseando por la calle con alguien caminando detrás de ellos. ¿Será alguien desconocido simplemente? ¿Será que no han acabado con la maldición? ¿Sabéis la verdad? Es lo último en lo que pienso de la película, ya que tiene tantos puntos a debatir, que el final insulso es lo de menos.

Antes de atacar a la pelicula por todos los flancos flojos que he contemplado, que no son pocos, hablaré sobre lo bueno que podemos encontrar en “It Follows”. La temática, a pesar de ser burda, es interesante para adaptar en nuestros tiempos el miedo a contagiarse de una ETS por irresponsabilidad de las personas afectadas. Podrían haber hecho una campaña al frente con Charlie Sheen, porqué si Maradona vistió una camiseta con el lema “Di no a las drogas”… En el sentido de asustar a una juventud cuyas hormonas están revueltas lo veo mas que aceptable y le doy mi aprobado en ese aspecto.

Los planos y la música están conseguidos. Algunas escenas como aquel hombre atravesando la puerta con aquel tamaño me dio miedo, ya que su movimiento me puso los pelos de punta, al igual que algunas escenas en que ves a alguien acercandose poco a poco y no sabes si comenzara el terror entre los jovenes o simplemente es una mala jugada del director hacia tu persona. David Robert Mitchell, el director de la pelicula, obtiene unos planos muy bien encajados para ponernos los pelos de punta, a pesar de que algunos planos son un tanto “kubrickianos” (de nuevo plano fijo con avance lento en la escena para causar tensión… Uh… me asusta tanta originalidad…), consigue ponerme en algunas ocasiones en tensión a este cuerpo y mente tan maltrecho por el cine de terror.

David Robert Mitchell ha hecho un buen papel como director de “It Follows” pero por favor, no dejeis que vuelva a escribir un guión. Hay gente maravillosa que escribe tematicas que conmocionarian al mundo entero solo con una sinopsis (gente como yo que espero vivir en algun futuro de mis creaciones) pero teneis que daros cuenta de que no sabeis hacer buenos guiones de terror.

Para comenzar, no se en que epoca esta ambientada. Los coches parecen ser de los años 80’ y algunos de sus planos nos recuerdan a aquellos tiempos, pero luego vemos a una amiga leyendo a través de una concha tablet que no permite leer dos lineas seguidas sin tener que menear el dedo. ¿En que año y época estamos estamos?

Los personajes no pueden ser más sosos y aburridos. Excepto Jay, la protagonista, los demás no merecen ni tener un nombre en esta critica. Son solo decorado en la película ya que ninguno de ellos se comporta como una persona normal. Las películas de terror nos han enseñado a como combatir aquello que nos asusta. Por lo general, cuando algo malo pasa, la persona protagonista de la historia se lo comenta a sus amigos y hay diversidad: unos creen la historia, otros no, algunos dicen que son imaginaciones, otros creen que esta enloqueciendo por X motivo, algunos hacen caso omiso de las advertencias… En “It Follows” Jay comenta que algo malo le esta ocurriendo e indudablemente sus amigos se convierten en escuderos que jamás cuestionaran sus palabras.

Jay es la mezcla entre Hillary Duff y Kristen Stewart. Es mona, es cuca, es achuchable pero tiene cara de suela de zapato. En ningún momento del metraje vemos una sonrisa por parte de nadie, pero tampoco vemos muchas mas emociones que susto, miedo e indiferencia. Como no hay personaje gracioso que muera el primero, no hay risas. Como no hay alguien borde, no podemos tener un punto objetivo. Como no hay alguien que recapacite un poco sobre la situación, sus acciones toman rumbos disparatados como pollo sin cabeza. Y es que la idea de alejarse de toda civilización e irse a la playa a sentarse en la arena no trae nada nuevo a la trama que un momento de tensión que es innecesario y un gran agujero en la trama.

Al principio de la película vemos a una chica huyendo que al final termina trinchada en la playa. “Eso” le ha atrapado y a acabado con su vida. Eso es lógico. Entonces ¿porqué cuando “eso” atrapa a Jay en la playa no la mata? ¿De verdad es más terrorífico gifagarrarla del pelo como una poligonera? Incluso antes de ese ataque, estaría como loco buscando como se ha iniciado esta maldición para poder acabar con ella antes que irme a la playa a ver como las olas del mar rompen bajo mis pies. Y esa es otra, la perdida completa y total de tiempo.

Estructura básica de película de terror adolescente: alguien muere y todos quedan en alerta. Quien es más espabilado comienza a investigar esa misteriosa muerte. Poco a poco va deduciendo que ha pasado e intenta buscar una solución para que todo termine y volvamos al status quo. Pues queriendo innovar, el director no ha hecho nada lo lógico que podríamos entender. Se que no es el mejor ejemplo por la objetividad que debe tener un análisis, pero no me queda más remedio… Si yo tuviera esa maldición, lo primera que haría sería pegársela a alguien. Es cruel, lo sé, pero antes que morirme yo que se muera cualquiera. En el tiempo que “eso” no me persigue, debería de descubrir que esta pasando. ¿Es una maldición, es una enfermedad, hay un complot detrás de esto, hay un paciente cero que si consigo acabar con él todos nos libramos? “It Follows” nos presenta escenas de terror muy estándar en su genero con un guión muy poco trabajado, ya que desconocemos por completo que es aquello que esta matando a los protagonistas. Y una cosa David, que quede entre tu y yo que nadie más se entere… Si la protagonista tiene que pasar la maldición a alguien… Que no sea a uno de sus amigos… PORQUÉ VA A MORIR.

Ver la película significa tener varios agujeros en la trama que no entenderemos, como los tres chicos del bote. ¿Jay se acuesta con ellos? ¿No lo hace? ¿Les pasa la maldición a los tres o unicamente al primero? ¿El sexo oral cuenta? ¿Se necesita tener sexo o es a partir de las mucosas o esperma que se contagia? Se plantean mas dudas que resolución de problemas en la película, al final voy a tener que contagiarme y hacer un estudio de como “eso” afecta a la población…

Los pequeños detalles son los que hacen que uno disfrute de la película y “It Follows” se los salta porqué cree que eres estúpido. ¿De verdad en ningún momento te has planteado que donde esta la policía o la familia de los jóvenes? Hacen y deshacen a su gusto y antojo sin que una figura de autoridad este presente. Bueno, se ve en un momento a la madre de Jay tomando café y la madre del guaperas que… ¿Lo mata follando y consumiendo sus energías? Pero si al principio del film vemos a una chica muerta y rota… Y al final de la película la maldición intenta acabar con Jay tirándole cosas a la cabeza…

Y la escena donde acaban con “eso” a mi me tiene la cabeza loca. Se supone que es algo que sólo los afectados pueden ver. Por lo tanto, no es un ente físico, si no etéreo. Entonces ¿porqué al pegarle un tiro salpica sangre? ¿Y porqué no sufre en algún momento, o el dolor le retiene? Porqué al pegarle un tiro a la cabeza no acabas con él, pero si al segundo? ¿Ningún adulto se plantea que ha pasado al ver una piscina llena de sangre sin un cuerpo, una muchacha herida de bala por una pistola que no pertenece a ninguno de ellos y una mancha de sangre en la pared?

Perdón por tantas preguntas, necesito un momento para calmarme… Mucho mejor. Siento si esta critica ha sido algo burda, parezco un niño pequeño que no ha comprendido nada de la película, pero el director me ha hecho sentirme así. “It Follows” está muy falta de acciones lógicas que a pesar de estar muy mascadas en el cine de terror, es realmente lo que la gente haría, intentar actuar con algo de sangre fría y ver que podemos hacer para solucionar este problema. Cierto es que no hay “jumpscreams” y se agradece en los tiempos actuales, pero necesito identificarme con los personajes para sufrir como ellos. Las interpretaciones son aburridas, falta de sentimientos, ilógicas, la trama se va por un lado que no interesa y cometen acciones que no son para nada las correctas. David Robert Mitchell ha querido traer algo distinto, algo fresco que huela a clásicos de los 80’, pero te has dejado muchas cosas atrás, pequeños detalles que hacen que me quede en el asiento contemplando cual va a ser la idea que les salve y no se me haya ocurrido a mi antes. Desde un primer momento, cualquiera con dos dedos de frente actuaria de otra manera. Y no solo eso, la falta de datos sobre la maldición hace que no me lo crea. De donde viene, quien ha sido la primera persona en infectarse, si me traslado de continente “eso” me persigue o no, que pasa si me suicido antes de que me llegue la hora… “It Follows” ha sido como una clase sin terminar: te plantea muchas dudas que acaban sin respuesta, a merced de canales de Youtube que explican a través de ínfimos detalles del largometraje la unión con todos los detalles de la trama. Pajas mentales en que no debemos de caer para poder decir a nuestros amigos que ignoren esta película que, a pesar de su intención, no cumple ningún cometido.

A través de un kiki infectado de muerte, se despide vuestro analista y crítico favorito con todo el cariño que os puede procesar. Si hay algo que queréis comentar no os olvidéis de dejarlo en la caja de comentarios, igual si queréis que analice alguna otra obra. ¡Hasta otra, un cálido abrazo a todos y nos volveremos a leer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s