Crítica y analisis a “Hereditary”

Era Domingo y en el ambiente se respiraba sutilmente a pereza. Mi pareja y yo nos hemos pasado todo el fin de semana haciendo sesión de películas, viendo así por primera vez por mi parte Los Inmortales. No me llamaba demasiado la atención, pero… ¿quien puede resistirse a la sensual voz de Freddie Mercury y a la frente despejada de Christopher Lambert?

Normalmente no elijo yo las películas, ya que últimamente el cine y las series de los últimos años no me llaman nada la atención (siendo la ultima serie a la que me enganche “Breaking Bad”) cogí el ordenador y planté en el buscador una película que me llamaba la atención desde hace tiempo: “Hereditary”. Llegué a escuchar que ha sido la mejor película de terror de este 2018; no me suelo fiar demasiado de las criticas ya que su umbral de terror no se puede comparar con alguien que se ha criado viendo a Jason Voorhees destripando adolescentes. La negativa de mi pareja fue clara y concisa: ¿recuerdas lo que te paso tras ver “Dejame salir”? Esa película merece otra critica desasosegada, pero esta vez no se debe inmiscuir en asuntos que no le pertocan.

En esta película de “terror” (más adelante explicaré estas comillas) nos presentan a la familia Graham que debe asistir al funeral de su abuela. La familia se compone de una pareja de blancos hetero-cis normativa con un primogénito llamado Peter y una joven

MV5BOTU5MDg3OGItZWQ1Ny00ZGVmLTg2YTUtMzBkYzQ1YWIwZjlhXkEyXkFqcGdeQXVyNTAzMTY4MDA@._V1_
Milly Shapiro sujetando una paloma descabezada queriendo dar amor al público

muchacha llamada Charlie de rasgos faciales muy característicos. La niña siempre tiene algo raro en su rostro y no son los problemas físicos que presenta, si no que en su actuación esta implícito que algo extraño pasa con ella. En un desafortunado accidente, Peter mata sin querer a su hermana, con una brutal escena que, a mi parecer, es la única decente del film.

Annie, la madre de la familia está destrozada por la perdida de una madre y una hija de manera tan reciente, además de tener problemas con su hijo adolescente, que se siente culpable pro haber matado a su hermana. Conoce a Joan (interpretada por Ann Dowd, Tía Lidia para aquellos que hayan visto “El cuento de la criada”) que le enseña un conjuro similar a la Ouija para invocar al espíritu de su hija muerta. Su hija aparece por la casa creando situaciones peliagudas para la familia y Annie quiere consultar con su nueva amiga que el hechizo que le ha vendido tal vez no sea demasiado bueno. Annie rebusca entre los libros de su madre y descubre que un demonio los acecha: Paimon, un rey demoníaco que ofrece abundancia y necesita de un cuerpo masculino para habitar en el mundo de los mortales.

Peter, el primogénito, sufre grave peligro. En una extraña escena final, vemos como la madre ha sucumbido ante los demonios y lleva a su hijo ante un sacrificio. Todo era una estrategia para que el aquelarre que adora a Paimon tenga el sacrificio de tres personas con la cabeza cortada y un cuerpo masculino que poseer.

O eso cree el espectador, ya que tras la escena final NO TE ENTERAS DE NADA.

Ari Aster ha querido causar sensación con una obra prima que no quería dejar a nadie sin algo que comentar. Sin duda, ha conseguido su objetivo pero como escritor de terror he visto muchos fallos que hacía que no me la tomara en serio… Y uno de esos fallos es la duración del film. Dos horas y diez minutos de película no hacen bien a este film, ya que muchas de sus escenas están vacías. La parte final donde vemos a Peter durmiendo con su madre enganchada al techo hasta que mantiene contacto con ella es de cinco minutos. Cinco minutos cronometrados en que vemos a un joven caminando desde su dormitorio hasta la cocina, sin música alguna para ponernos en tensión. Pero pasado los dos minutos en que nada ocurre, acabé mirando el teléfono móvil y quitando así la lista de stories de mi Instagram y volver a la trama. “Hereditary” peca mucho de escenas largas sin dialogo ni música para cautivar al publico y meterlo más en la escena, pero si se abusa de ese recurso además de usarlo mal acabas por agotar al publico.

El trailer es engañoso pues si lo miras después de la película vemos que todas las escenas con algo de “chicha” salen en él… y dura dos minutos. En ese tiempo podemos ver las partes mas terroríficas del filme y eso no dice nada bueno sobre este. Además de venderla como una película de terror; cuando terminas la película da la sensación de que es más un drama por los problemas familiares constantes.

Por parte de la productora supieron buscar buenos actores. Alex Wolff como hijo mayor borda bastante bien el papel de atormentado por la muerte de su hermana por culpa suya, además de fingir una posesión muy creíble en la escena del colegio en el último tercio de la película. Toni Collette es magnifica en el papel de madre entrando en un un pozo de depresión y neurosis del cual sabemos tras la muerte de su hija que no conseguirá salir. Y ya esta. Milly Shapiro hace un buen papel como niña extraña

e00e9478676329ce0dfaad2d61fd5daf-0
Toni Collette desgarrandose por dentro en una digna actuación

pero hubiera deseado verla un poco más en escena para valorarla; Ann Dowd hace un papel increible ya que desde el primer momento parece la persona más amigable del mundo pero en sus ojos y gestos vemos que no trama nada bueno. ¿Te olvidas de alguien? Si, Gabriel Byrne en el papel de padre, ya que para Ari Aster el papel del padre era tan secundario como aquellas películas del milenio pasado en que las parejas femeninas de los protagonistas eran un apoyo, un pilar donde ellos confesaban sus sentimientos más escondidos y ellas oían y aceptaban a su amante en todo.

A la vez, creo que podrían haber dado un poco más de si, ya que “Hereditary” se compone de escenas vacías y caras hieráticas. Nadie se cree que una discusión familiar con una madre histérica y un hijo adolescente se miren a la cara durante tanto tiempo sin decirse una palabra, sin tener la cara hinchada, rojiza y llena de lágrimas. Por lastima, he vivido y protagonizado algún drama familiar y se lo que es discutir con la familia. No consiguieron llegarme al corazón ya que los personajes sufren de una apatía total en la mayor parte de la cinta. No se que querían conseguir con ello, ya que si alguien dentro del film no se expresa, yo no se si esta triste, enojado, furioso, meditabundo o pensando cuanto le queda a esta película para terminar y poder irnos a casa.

La puesta en escena de “Hereditary” es buena, consigue ponerme nervioso por su movimiento y ese plano fijo constante. No podemos ver lo que hay alrededor con un plano fijo y la sensación de que algo puede saltarnos por los costados es mayor y causa agobio a los espectadores. Pero… eso ya lo he visto antes. Stanley Kubrick es un referente en el mundo del cine y la dirección, dirigiendo películas emblemáticas en el cine de terror como “El Resplandor”. Esta cinta usa los mismos planos fijos que vemos en “Hereditary” pero treinta años en el pasado. Os reto a ver la escena de Danny encima de su moto de juguete corriendo por los pasillos y ver algún plano largo de Peter caminando hacia alguna puerta. La puesta en escena es similar, pero no lo es gracias a la música. Danny hace un ruido muy característico de esas motos de plástico para niños encima del suelo, un sonido muy estridente camuflado cuando pasa por encima de una alfombra. Ruido, silencio, ruido, silencio, ruido, silencio y ¡PAM! Dos niñas muertas en el pasillo para que te cagues de miedo. “Hereditary” hereda del cine de Kubrick esos planos fijos e inmóviles en que solo puedes avanzar, tal como hace Peter pero el silencio me aburre. El silencio en el cine de terror actual esta sobreexplotado, porqué todo el mundo se huele que en un momento a otro algo gritará o saldrá de su escondrijo, pegaremos un bote del sofá o de la butaca del cine y pensaremos: cuanto miedo da esta película, ¿no?

Para terminar, necesito hablar del final de la película. A lo largo del film encontramos distintas pistas sobre que puede ser. Al principio sospechas que la casa está embrujada por el fantasma de la abuela, pero no. Tras la muerte de Charlie piensas que la madre se ira volviendo loca y tras la aparición de Joan piensas que la película trata sobre el contacto con espíritus, pero no. Al final acabamos viendo que hay un demonio detrás de todo esto y es muy poderoso y muy rudo a pesar de que la película te ofrece muy poca información sobre él. Ari Aster ha querido traer algo innovador al cine de terror pero se le ha olvidado algo: el objeto al cual temer. Todas las películas de miedo nos presentan a algo o alguien por encima de los protagonistas que deben de derrotar a toda costa porqué su vida, o la de sus amigos, o familiares, o del mundo o del universo corren peligro. Hasta que no llegas al final del último tercio de “Hereditary” no sabemos quien es el malo, y cuando llega nos sabe a poco. Como he comentado antes, la escena final es demasiado pobre. La madre poseída y vemos como Peter camina hasta la cabaña en el árbol mientras gente desnuda lo observa. Se mete dentro de esta, sabemos que el sera el cuerpo en el que habitara Paimon y con un primer plano de su cara hierática, sin música de fondo para ponernos los pelos de punta y un plano alejado y vemos los créditos. Mi pareja y yo saltamos con los brazos abiertos a la televisión y vociferamos al mismo tiempo: NO PUEDE SER.

Querido Ari Aster, no puedes pretender que pase miedo con una película que carece de malvado así pareciendo escenas sueltas que den mal rollo. Deja interpretar a los actores con gestos y sentimientos más naturales que una simple cara seria todo el rato. Si quieres copiar los planos de Kubrick, busca la esencia de porqué esas escenas son las más famosas de su cine. Has cuidado detalles, como poner nombres escritos de libros demoníacos, un sobre entendimiento de que Charlie realmente estaba poseída por Paimon, por eso es tan extraña, y que su abuela le dijo que deseaba que hubiera nacido varón. Los pequeños detalles resaltan más en la memoria del espectador que otras escenas, pero la película esta vacía, le falta el espíritu de querer aterrorizar al publico con algo escandaloso y potente como lo fue “El Exorcista” en su día. Lo siento Ari Aster, tu film no llega a su nivel, es más, no lo consideraría ni terror. Solo un drama demoníaco con muchos silencios, muchas miradas serias y un final confuso que hace al espectador buscar en Internet que ha pasado y así comprender tu obra.

Se despide vuestro analista y crítico favorito con todo el cariño que os puede procesar. Si hay algo que queréis comentar no os olvidéis de dejarlo en la caja de comentarios, igual si queréis que analice alguna película que quisierais que vea. ¡Hasta otra, un cálido abrazo a todos y nos volveremos a leer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s